Pasar al contenido principal

Todo lo que tienes que saber del Skoda Scout 2017

La oferta del Octavia se completa con una variante de aires aventureros y carrocería familiar. ¿Qué novedades esconde?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Ya está entre nosotros el Skoda Scout 2017, o Skoda Octavia Scout 2017, que es como se llama este Skoda en otros mercados. Llega con una estética renovada en la que destaca especialmente su novedoso frontal, que ahora presenta unos 'polémicos' grupos ópticos divididos con tecnología completa de ledes y una parrilla más ancha. 

Por otro lado, Los faros antiniebla y los pilotos traseros también son nuevos, un conjunto que en el caso del Skoda Scout se combina con una carrocería con 30 mm adicionales de altura libre al suelo y con una serie de protecciones en los bajos con las que garantiza la integridad de los elementos más vulnerables, como los conductos de combustible o los latiguillos de los frenos.

Probamos el Skoda Octavia RS 245, ¡con dos caras!

Si pasamos al interior del Scout encontramos más cambios, pues se beneficia de las mismas mejoras aplicadas en el resto de la gama, como son su sistema de información y entretenimiento, que cuenta ahora con una pantalla de cristal que responde de forma más precisa a las órdenes del usuario y que, en el caso del modelo de navegador Columbus (el más caro), tiene 9,2 pulgadas. La presencia del Skoda Kodiaq queda patente en soluciones como el Skoda Connect, que permite disfrutar de servicios como Google Earth y StreetView y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

¿Pasamos al apartado tecnológico? Sí, pues hay figuran múltiples asistentes de conducción en el Scout 2017, elementos que comparte con el resto de la gama Octavia. Sin embargo, como característica específica hay que destacar su capacidad para circular fuera del asfalto, con unos ángulos y una altura libre que poco tienen que envidiar a los de los SUV de 2017.

Como equipamiento de serie encontrarás un sistema de tracción a las cuatro ruedas controlado con un embrague multidisco Haldex de quinta generación y como novedad, el control de descensos, y con sendos diferenciales bloqueables electrónicamente en ambos ejes (EDL, de “Electronic Differential Lock”), lo que garantiza una gran capacidad de tracción.

Dentro del apartado de motores, la principal novedad del Skoda Octavia Scout es que ofrece la opción de combinar el motor 2.0 TDI de 150 CV de potencia con el cambio automático DSG de siete velocidades. Los otros dos bloques con los que está disponible son un 1.8 turbo de gasolina con 180 CV de potencia y un 2.0 TDI diésel con 184 CV.

Lecturas recomendadas