Se subasta un coche robado por siete millones de euros

Un Mercedes 500K Special Roadster de la época de la Segunda Guerra Mundial se subasta después de ser robado hace casi 70 años. Mucha historia y mucha polémica.

Solo se fabricaron 29 unidades del Mercedes 500K Special Roadster que ves en la galería de arriba. Aun así, lo que convierte en algo muy especial este coche en concreto, es la historia que tiene detrás. Robos, juicios y mucha polémica, que terminarán por el momento cuando el coche sea subastado a principios de septiembre.

Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, las tropas aliadas encontraron el coche escondido en la finca de Hans Prym, un industrial alemán que fue enviado a prisión en 1945. El Mercedes 500K entonces fue enviado a Estados Unidos y se mantuvo allí durante 66 años, hasta que un holandés entusiasta de los coches lo adquirió en 2011 por unos 3,4 millones de euros.

La historia no termina aquí, ya que poco después de comprar el vehículo, Frans van Hare decidió enseñar su nueva preciada posesión en un acto de coches organizado en Essen, Alemania. Craso error para este hombre, porque fue en ese momento cuando el Mercedes 500K Special Roadster fue embargado por las autoridades del país, afectado por una denuncia relativa a la propiedad. Los nietos del Sr. Prym alegaron que el vehículo fue robado a su abuelo y que la familia todavía tenía los derechos de propiedad.


Como consecuencia de esta reclamación, el coche fue incautado en nombre del propietario original. Como es de imaginar, hubo una batalla legal entre la familia Prym (descendientes del propietario original) y Frans van Hare, en la que los primeros obtuvieron la victoria en 2012, cuando un tribunal de Hamburgo dictaminó que las tropas aliadas no tenían ningún derecho a robar el coche.

Si avanzamos hasta la actualidad, la familia al final ha decidido vender el Mercedes 500K. Será subastado por Bonhams en Francia el 3 de septiembre. La casa de subastas estima que el modelo clásico, que se encuentra en "magníficas condiciones", romperá el martillo en torno a los 7 millones de euros, aunque podría alcanzar incluso más que eso ya que un Mercedes 540K Special Roadster de 1937 llegó a los 9 millones en una subasta organizada por Sotheby RM en febrero.

Lecturas recomendadas