Un Tesla Model S la lía parda en Francia

Otra noticia para Tesla que seguro que no gusta a Elon Musk. Esta vez ha sido un Tesla Model S el que ha tenido un accidente durante unas pruebas de conducción.

Tesla Model S arde en Francia

Cualquier noticia que lleva asociada la palabra Tesla causa revuelo y si son malas, salta aún más la polémica. En esta ocasión, un Tesla Model S 90D se ha incendiado de forma repentina mientras circulaba por Francia.

Hace unas semanas podías ver como el Autopilot ayudaba a un conductor a salvar su vida y cómo los accidentes son frecuentes. Una de cal y otra de arena.

La marca Tesla ofrece un programa que han denominado Electric Road Trip Tour como parte de la expansión que la marca ha iniciado por Europa. Este programa consiste en realizar pruebas de sus coches y en una de sus paradas en Biarritz, Francia, cerca de la frontera con España, Tesla enseñó el Model S y el Model X.

Fue precisamente durante una prueba de conducción de la versión 90D del Model S, cuando el vehículo de repente hizo un fuerte ruido. El conductor recibió una alerta visual en el salpicadero con el aviso de que se había producido un problema con la carga del vehículo. El empleado de Tesla que estaba al cargo de la prueba de conducción, pidió al conductor que aparcase el coche en el arcén de la carretera y abandonaron el vehículo. Nada más bajarse del coche, y según testigos presentes en la zona, el Tesla Model S comenzó a arder.

También te puede interesar: Los anuncios de BMW se ríen de Tesla

Afortunadamente no hay que lamentar víctimas, puesto que los tres ocupantes que iban a bordo salieron a tiempo del Tesla Model S que ardía ya como la leña. Los bomberos llegaron y actuaron rápido, pero a pesar de ello el coche quedó destruido.

En ocasiones anteriores, los Tesla comenzaban a arder con un impacto severo, producido por alguna piedra que golpeaba la zona de la batería o directamente por algún accidente. Esos problemas se zanjaron después de que la marca añadiera un escudo de titanio en la parte inferior de la zona donde va alojada la batería. Lo curioso es que aunque se desconocen las causas del incendio por ahora, no parece probable que se haya producido por ese motivo.

En un comunicado, un portavoz Tesla dice que la empresa está investigando el incendio y trabajando con las autoridades locales. "Estamos trabajando con las autoridades para establecer los hechos del incidente y ofreciendo toda nuestra colaboración”.

Volviendo al principio, Tesla tiene muchos detractores que cada vez que ocurre algún accidente aprovechan para criticar a la marca americana, pero es buen momento para recordar que los incendios en vehículos eléctricos son mucho menos frecuentes que en un diésel o gasolina. Y si no, ¡desmiéntemelo!

Lecturas recomendadas