Los trabajadores de Koenigsegg no van descalzos: sus coches

Producen coches de millones de euros, pero en su garaje, tampoco van descalzos. Son suecos, aman los ‘muscle cars’ y coches muy racing. Petrolheads, como nosotros.

Los coches de los trabajadores de Koenigsegg podrían terminar en el garaje de cualquiera de nosotros, estoy seguro. Y es que aquellos que producen algunos de los coches más rápidos y caros del mundo, también son unos apasionados por el mundo de las cuatro ruedas: no son aquellos trabajadores que van a trabajar a disgusto.

Te interesa: ¿tienes 5,3 millones de euros? Este Koenigsegg One:1 será tuyo

Y es que es difícil producir un coche tan pasional sin pasión, por lo que además de técnicos o ingenieros, son también auténticos petrolhead. Durante el día de la familia en Suecia, Christian von Koenigsegg organizó un evento para que las familias de los trabajadores pudieran conocer las instalaciones de la marca y participar todos juntos en una gran comilona. Durante este día tan especial también se organizó un pequeño salón del automóvil, donde todos los trabajadores iban a mostrar algunas de las joyas que guardan en su garaje. En la galería los puedes ver con detalle pero ya te adelanto que hay algunos coches más populares que otros. 

En Suecia adoran los coches americanos: si has acudido alguna vez a este país nórdico bien lo sabrás: los muscle car y los Corvette son plaga y hay numerosas empresas que se encargan de traer coches clásicos americanos. Entre los trabajadores de Koenigsegg destacan joyas como un Dodge Charger del 68 o un Chevy Camaro. También se puede ver el coche de diario del jefe: el Tesla Model S.

Entre los modelos europeos rescatan los BMW, prácticamente todos ellos con preparaciones más o menos potentes. ¿Dejar un coche de serie? ¡Ni hablar! también hay alguna que otra sorpresa como un Opel Kadett o un Renault Laguna Coupé. Sin duda, los trabajadores de Koenigsegg no podrán jamás comprar uno de los coches que ellos mismos fabrican, pero no se puede decir que vayan descalzos.

Lecturas recomendadas