Este es el Corvette Callaway Aerowagen de producción: ¡menudo Shooting Brake!

Por fin este maravilloso proyecto ya es una realidad completa. ¡Lo necesitas!

Este es el Corvette Callaway Aerowagen y seguro que te suena: el primer Corvette Shooting Brake ya es una realidad y, aunque hace tiempo que ya vimos cómo iba a ser, hoy lo podemos ver en la calle, sobre el asfalto, de carne y hueso. Prometía mucho y los chicos de Callaway han cumplido todas nuestras expectativas, cosa rara en los tiempos que corren. 

¡Locura! Probamos el único Ferrari 365/4 Daytona Shooting Brake

El proyecto estético del Callaway AeroWagen es realmente atractivo. Lo que se hace es retrasar el pilar C del Chevrolet Corvette hasta la parte final a base de fibra de carbono, configurando una nueva luneta trasera que finaliza en los dos pilotos traseros. El espacio de carga se amplía notablemente y, aunque ya estés fantaseando con dos plazas extras, olvídate: Callaway ya ha confirmado que, debido a la configuración del chasis, es inviable colocar dos asientos extras en la zona de carga. ¡Una pena!

 

 

Quizás una de las cosas más interesantes del Corvette Shooting Brake de Callaway, sea el mantenimiento del techo tipo targa de origen, ¿un Shooting Brake targa? ¿Qué más se puede pedir? Además, este kit estético se puede pedir tanto con la versión normal como sobre la base del Corvette Z06. Mecánicamente no hay cambios, así que de serie, el Callaway Aerowagen contará con 455 CV y 623 Nm procedentes de su V8 de 6.2 litros, mientras que la versión Corvette Z06 Aerowagen aumentará su potencia hasta los 650 CV y 880 Nm de par.

Eso sí, de manera opcional y pasando por caja, los chicos de Callaway le pueden colocar el kit de potencia SC757 de la propia casa, con la que la potencia aumenta hasta unos brutales 757 CV. Sin duda, todo el proyecto tiene muy buena pinta, pero es que incluso el precio es para estar llorando toda la mañana por no haber nacido en Kentucky: el precio final del kit de carrocería será de 14.999 dólares, 13.960 euros al cambio, y se podrá instalar en cualquier Corvette C7. Es decir, echando un vistazo al mercado de ocasión en EEUU, puedes comprar un Corvette C7 por unos 45.000 dólares, si le sumas el kit, por 60.000 dólares tienes un Shooting Brake con techo targa y 455 CV, que además será muy exclusivo: ¡Dios bendiga América!

 

Lecturas recomendadas