Vídeo: aquí tienes al coche eléctrico más rápido del mundo

Es rápido. Silencioso. Discreto, no. Y además puede rodar por la calle.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Afortunadamente hay ciertos destellos de luz al final del túnel de la movilidad del futuro. Poco a poco los locos de la gasolina vamos comprobando con alivio cómo los vehículos propulsados por nuevas energías pueden alejarse del concepto de cafetera con ruedas que hace unos años nos horrorizaba. En el vídeo de hoy te traigo una auténtica píldora de esperanza: se trata del coche eléctrico más rápido del mundo de cuantos hay homologados para rodar por la calle. Tiembla, Tesla. 

Condensador de Fluzo, el coche eléctrico más rápido del mundo homologado para circular

Atieva Edna, la furgoneta eléctrica más rápida que un Tesla

El coche que protagoniza las imágenes del vídeo superior se llama Condensador de Fluzo, que es lo que se llama empezar bien lo mires como lo mires. Pero si luego te enteras de que está construido tomando como plataforma un coche eléctrico de los años 70 llamado Enfield 8000 que en su día daba la escalofriante cifra de ocho caballazos, con una velocidad punta de 77 km/h y una autonomía de 64 kilómetros, pues lo normal es que tu curiosidad aumente.

Agárrate que ahora viene lo bueno: el coche eléctrico más rápido del mundo homologado para rodar por la calle ha nacido de la mente de un periodista llamado Jonny Smith -todos los periodistas de motor estamos locos. Todos-, que decidió darle una nueva vida al pequeño Enfield al colocarle dos baterías de 400V de las que habitualmente se encuentran en, no sé, el sistema de arranque de un helicóptero de combate Bell Super Cobra -puede que Bell te suene por este artículo de juguetitos aún más exclusivos que un Bugatti Chiron-.

No te pierdas: probamos el Tesla P90D

¿No te he dicho ya que estamos todos locos? Pues atento a las cifras: 800 CV -ochocientos caballos- ha logrado hacer llegar a las ruedas traseras, capaces de hacer al Condensador de Fluzo alcanzar la velocidad de 180 km/h en poco más de seis segundos. Sí, eso es más rápido que un Lamborghini Aventador, un McLaren 650S, un Porsche 911 Turbo S e incluso un Tesla Model S P90D con el modo Ludicrous incluido. Brillante.

Lecturas recomendadas