Pasar al contenido principal

Vídeo: un Lambo de 910 CV, una drag race y un muro. ¿Apuestas?

¿Ha llegado la hora del dolor?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

El mundo está lleno de gente muy loca, como el conductor de este vídeo que tiene unos ingredientes de lo más jugosos para elaborar una gran variedad de platos... rotos: un Lambo de 910 CV, una drag race y un muro. ¿Crees que algo podría salir mal? Pues estás en lo cierto. 

Para ser el feliz propietario de un Lamborghini Huracán -aquí tienes toda su gama en dos minutos- hay que tener suerte y dinero a partes iguales. Con un abanico de modelos que parten de los 580 CV de sus versiones de propulsión -disponibles con carrocería coupé y spyder- hasta los 610 de sus variantes con tracción integral, los deportivos italianos tienen argumentos más que suficientes como para que no necesites echar mano de artimañas técnicas para ser rápido en pista... pero siempre hay gente que quiere más, como la gente de Liberty Walk que ha retocado un poco al Lamborghini Aventador. Y los resultados a veces no son los esperados, como puedes ver en este vídeo:

Porque mezclar un Lambo de 910 CV, una drag race y un muro no parece la mejor combinación si las condiciones de la pista no son las idóneas... y mucho menos con una humedad del 80% en el ambiente. Por suerte, el piloto consigue salvar los muebles y terminar con su coche detenido a escasos centímetros de una pared que sólo necesitaba un abrazo... de un coche potenciado hasta rozar los límites del absurdo. Y hablando de abSUVrdo, ¿te has fijado en quién era su contrincante en esta carrera avocada a la tragedia desde el comienzo? Sí, un Jeep Grand Cherokee SRT -aquí tienes una despedida brutal para un Cherokee-. Nada tiene sentido. Lo sé... 

¿Cuál habría sido tu reacción? Desde luego, para llevar un coche así y emplearlo en competiciones de este tipo, además de unos triángulo y un buen chaleco reflectante, yo llevaría un par de mudas limpias en la guantera... Un Lambo de 910 CV, una drag race y un muro. Un buen reparto para un vídeo de película, ¿eh?

Lecturas recomendadas