Pasar al contenido principal

VÍDEO: este VOLVO 740 diesel QUEMA RUEDA y se carga el PLANETA por igual

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Seguro que sabes de qué coche te estoy hablando: el Volvo 740 ha sido siempre un coche confortable, sencillo, agradable de conducir. Muy familiar. Eran famosos por su fiabilidad y su robustez. Se decía que podían con “cualquier obstáculo”. Pero estos Volvo no se caracterizaban por ser los coches más rápidos sobre el asfalto precisamente…

El Volvo 740 nació en 1982 para ser la variante más accesible del Volvo 760. Como bien indica su nombre, la diferencia estaba en el ‘4’ que hacía referencia a los cuatro cilindros de su motor. Utilizaba la misma carrocería y la misma suspensión que su hermano mayor, pero su equipamiento de serie era menos completo.

 

Volvo 740 V8

 

En el 1988 el 740 recibió una serie de mejoras, después de su gran aceptación en el mercado, y se ofrecía con dos opciones mecánicas. Por un lado, una versión de 155 CV de potencia y por otro, una variante de 2,0 litros que desarrollaba 200 CV. Ambas con un bloque de 4 cilindros. 

Hasta que quieras que sea rápido, claro. ¿Cómo? Quitando todo lo que sobre y lo que no valga para conducir. Así de sencillo. Si metes un buen motor bajo el capó o multivitaminas el que tiene te aseguras grandes dosis de desparrame al volante.

Y eso es justo lo que hace nuestro protagonista esta hasta sus máximas consecuencias y ha logrado construir un Volvo 740 que es un locura. Y lo mejor es que sabe cómo divertirse, aunque sea a costa de destrozar unos neumáticos y dejarlos inservibles y lanzar a la atmósfera espesas nubes de humo negro del escape.

Todo sobre Volvo

Modelos de Volvo más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además