Pasar al contenido principal

Koenigsegg TFG: así es el increíble motor de 3 cilindros y 600 CV

tecnologia coches hibridos deportivos innovacion lujo
Una obra de arte de la eficiencia y las altas prestaciones.

El Koenigsegg Gemera ha sido el coche más espectacular del NO Salón de Ginebra 2020, un hiperdeportivo GT que ha sorprendido al mundo por sus altas prestaciones y su espectacular eficiencia. El protagonista del coche es el motor Koenigsegg TFG, el motor de tres cilindros más potente del mundo y también el motor de dos litros de cilindrada con un mayor poderío. Todo un escaparate tecnológico.

Recuerdo hace un tiempo cuando Mercedes-AMG presentó el propulsor de cuatro cilindros y dos litros con 400 CV, una cifra que se antojaba toda una exageración para un motor tan pequeño. Bien, una década después, Christian von Koenigsegg y su equipo se han sacado de la manga el motor TFG, un minúsculo propulsor de tres cilindros, sistema Freevalve, 70 kg de peso, 600 CV de potencia y 600 Nm de par. 

 

Tecnología al servicio de la eficiencia

Es una evidencia que cada vez más la gente está más concienciada con el respeto por el medio ambiente. Por eso es una realidad que los coches eléctricos se han convertido en una opción de compra también en el exclusivo segmento de los hiperdeportivos. Sin duda, la electricidad ofrece todo un nuevo universo de altas prestaciones libres de emisiones, algo a lo que Koenigsegg no quiere renunciar.

 

 

Sin embargo, la electricidad no viene sola en el caso del fabricante sueco. El motor Koenigsegg TFG da la sensación de ser el complemento ideal a la tecnología eléctrica para ofrecer más prestaciones, un sonido emocionante y una combinación única entre altas prestaciones, gran autonomía de uso y máxima eficiencia.

 

Motor TFG: doble turbocompresor y válvulas de gestión independiente

Quizás lo más interesante de este motor TFG es el sistema Freevalve, del que probablemente ya hayas oído hablar. Este elemento permite el accionamiento independiente de cada una de las válvulas de admisión o escape, lo que permite prescindir de elementos como el árbol de levas o la correa de distribución.

El motor TFG utiliza este sistema para adaptar el funcionamiento de uso de los dos turbocompresores que utiliza el motor. Esta independencia de uso de las válvulas, ha permitido a los ingenieros de la marca conectar cada uno de los turbocompresores a diferentes válvulas de escape. 

 

 

Esto hace que a un bajo régimen de vueltas, solo una válvula de escape se accione, obligando a los gases a aumentar la presión de camino al turbocompresor de baja inercia. Cuando se requiere mayor potencia, se activa la segunda válvula de escape, accionando el segundo turbo.

Este sistema capaz de modificar de manera independiente y gracias a actuadores electroneumáticos las válvulas de admisión y escape ofrece todo un nuevo mundo de eficiencia, ya que puede modificar el comportamiento del motor en cada momento, según las necesidades de funcionamiento.

Por si todo esto fuera poco, el motor TFG de Koenigsegg será capaz de funcionar con bioetanol E85, además de con gasolina de 95 o 98 octanos, lo que permite rebajar aún más las emisiones de CO2 y mejora la cifra de potencia. Y es que en ese sentido, Koenigsegg también tiene mucho qué decir.

 

motor tfg hibrido electrico

 

Por ejemplo, a la hora de arrancar, el motor cuenta con un sistema anticontaminación que permite precalentar el motor para ahorrar un 60% de emisiones durante este proceso. Cuenta con un catalizador y una válvula EGR para conseguir captar las pocas emisiones que genera el motor térmico.

Y es que, el Koenigsegg Gemera se puede mover la mayor parte del tiempo a través de los 3 motores eléctricos que equipa, capaces de generar hasta 1.100 CV de potencia. Sin embargo, para evitar que el peso se dispare, la autonomía eléctrica máxima es de 50 km, pensado únicamente para un uso diario.

 

tecnologia coches hibridos deportivos innovacion lujo

 

El resto del tiempo, los tres motores eléctricos y el motor TFG de Koenigsegg se combinan, junto con la transmisión Koenigsegg Direct Drive, para ofrecer un mix inigualable entre prestaciones brutales y eficiencia de consumos. Acelera de cero a cien en menos de 2 segundos y alcanzará los 400 km/h. ¡Y todo ello con cuatro cómodas butacas en su interior!

Sin duda, el Koenigsegg Gemera es uno de esos coches revolucionarios que pueden modificar la historia del automóvil, ya no solo de altas prestaciones, sino en general. Su sistema Freevalve podría llegar a motores de producción masiva y mejorar la eficiencia de los mismos, para conseguir altas prestaciones y un gran respeto por el medio ambiente. Qué es, en definitiva, lo que todos buscamos. 

Buscador de coches

Y además