Pasar al contenido principal

¿Qué pasa si metes 3.000 CV en un motor diésel? Pues que explota

eeuu preparaciones accidente dyno
Y lo hace de una manera salvaje.

Todos sabemos el hambre de los americanos por meter más y más potencia a motores absurdamente sobrealimentados mediante turbocompresores con unos niveles de presión muchas veces demasiado elevados. Encontrar el límite donde las prestaciones y la fiabilidad trazan sus límites parece el objetivo final, aunque quien busca los límites a veces se quema.

Alucina: así se gripa un motor con estilo...

Es lo que le pasó a los protagonistas del siguiente vídeo. Buscaron los límites de un motor Cummins diésel de 6,7 litros y los encontraron. Además de la sobrealimentación, utilizaron óxido nitroso con el objetivo de alcanzar los 3.000 CV de potencia. Los encontraron, pero el resultado fue absolutamente devastador.

Un motor diésel explotando en directo

 

 

Lo que debía ser un espectáculo para todos los amantes de las preparaciones más extremas se convirtió en un tremendo susto. Cuando el vehículo estaba en un test Dyno para conocer las cifras de potencia exactas de este propulsor y no pudo aguantar la tremenda exigencia a la que estaba siendo sometido.

En la parte final del test, cuando el óxido nitroso se mezcló en la cámara de combustión y se aprecia cómo la potencia se dispara, el motor explota de una manera absolutamente increíble. Lo interesante es que hay diferentes tomas y vídeos de la secuencia, desde las que se pueden ver diferentes tomas y ángulos: te recomiendo que navegues por youtube.

El bloque motor entero saltó por los aires y hablamos de uno de los motores diésel más grandes del mundo. Hablamos de un bloque que en el Dodge Ram genera 350 CV y más de 1.000 Nm de par, ofreciendo suficiente fuerza para mover vehículos de todo tipo y color. Una lástima ver escenas así, pero también es cierto que la única manera de saber dónde está el límite es comprobándolo por uno mismo.


 

Buscador de coches

Y además