Así se gripa un motor con estilo: ¡con una explosión nuclear!

O casi. Fuera coñas: el piloto de Dragster Jack Beckman estuvo a punto de morir en una brutal explosión en plena carrera.

La categoría Pro Stock Dragster es una competición solamente al alcance de los pilotos más valientes. Hace unos días vimos el espectacular vídeo a cámara lenta de Doug Kalitta de lado con su Top Fuel Dragster, hoy el vídeo que te traigo es todavía más espectacular: una espectacular explosión está a punto de llevar al piloto Jack Beckman al otro barrio.

Descubre cómo ver online la Fórmula 1 y los horarios del GP de Canadá 2016

Hay que reconocer que este vídeo ganaría mucho a cámara súper lenta, pero hay lo que hay. En plena drag race, en la tercera sesión de calificación de las New England Nationals en el New England Dragway, Jack Beckman intentaba vencer a John Hale a bordo de su Dodge Charger, bueno, del Charger solamente tiene el dibujo del frontal en la carrocería de plástico. Poco o nada.

La salida fue buena y a mitad de carrera ya estaba por delante de su rival cuando todo se fue al garete. En ese momento, el propulsor no aguantó más la tremenda presión que alcanzan los motores en este tipo de competiciones. Explotó, literalmente, de manera brutal. El motor se hizo trizas en cuestión de décimas de segundo. Adiós muy buenas.

El peligro es que la explosión tuvo lugar a apenas centímetros del puesto de conducción, por lo que la vida de Beckman estaba en serio peligro. No sabemos la causa de la explosión, pero sí se puede ver el destrozo que causó. Toda la carrocería de plástico y materiales compuestos salió disparada por los aires, así como numerosas partes del motor. Eso es lo que se llama destrozar un motor a lo bestia.

Afortunadamente, el piloto pudo salir por su propio pie completamente ileso, un auténtico milagro viendo el tamaño de la explosión y a la velocidad a la que se produce.

Lecturas recomendadas