Black Swan, el yate que te hará olvidarte del Bugatti Chiron

Porque no todo en la vida son coches caros. Hablemos de yates caros.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Cuando buscas un yate de lujo está claro que la vida te va, por decirlo de un modo suave, bastante bien. Y con un vehículo semejante lo que también está claro es que serás el centro de muchas miradas. Miradas de aprobación, de complicidad, y de envidia. Mucha envidia. Ya que te prestas a sentirte observado, ¿por qué no hacerlo de un modo diferente? Aquí te presentamos el Black Swan, una de las últimas creaciones de Timur Bozca que propone con este yate un nuevo concepto de lujo en el mar

¿Quién es Timur Bozca?, te preguntarás. Se trata de un diseñador de vanguardia especializado en trazar las líneas de algunos de los vehículos más impresionantes del mundo, fundamentalmente automóviles y barcos. Entre sus propuestas podrás encontrar una versión dorada del Rolls-Royce Phantom, un Bugatti inspirado en el Veyron que el diseñador denomina Lucifer y otros concepts como el Tron o el Zest. 

No te pierdas: Así será el Rolls-Royce del futuro

En el caso que nos ocupa, con el Black Swan el diseñador ha tratado de dar un golpe de timón -qué bien traído, ¿eh?- a la idea del lujo en alta mar. Una línea sencilla e inspirada en la forma de una flecha busca aportar al yate de lujo de una imagen distinta y elegante, que además favorece la eficiencia al tratarse de un diseño muy aerodinámico. Una vez hayas llegado al barco en tu helicóptero -porque si puedes permitirte comprar el Black Swan, puede permitirte tener un helicóptero-, podrás aparcarlo en el helipuerto del puente superior para luego acceder a la zona interior a través de un ascensor que servirá como túnel de entrada a una nueva dimensión del lujo a bordo. Una enorme piscina integrada dentro de su beach club y habitaciones equipadas con todo lo imaginable completan una experiencia incomparable para sus ocupantes. 

Pero hablemos de cifras: el Black Swan de Timur Bozca es movido por cuatro motores que generan una potencia total de 23.172 CV. Sí, 23.172. Veintitrés mil ciento setenta y dos. Su velocidad de crucero es de 20 nudos -unos 37 km/h- y puede alcanzar una velocidad punta de 28, aunque de ese modo el consumo aumente y puedas vaciar más rápido de lo que crees el tanque de 133.000 litros de combustible que equipa este yate de lujo de 70 metros de eslora con capacidad para 12 huéspedes y 18 miembros de tripulación. 

Al tratarse de un concepto, existen aún varios datos que no se han dado a conocer, como su precio, o si habrá posibilidad de equipar un sillón giratorio que pueda albergar a un malo, malísimo de película y a su gato, que reciban al héroe mediante un dramático y pausado giro de 180º. No me digas que no le pega.

Lecturas recomendadas