Pasar al contenido principal

Vídeo: así se cag* Mark Zuckerberg en un coche de la NASCAR

No te sabría decir si lo está disfrutando o está sufriendo en silencio…

Mark Zuckerberg ha completado una de las experiencias más alucinantes que un petrolhead puede realizar, especialmente si vives en Kentucky y tienes un Ford Mustang en el garaje: pilotar un coche de la NASCAR y comprobar sus límites de la mano de un piloto profesional. Bajo estas líneas puedes ver el vídeo que el creador de Facebook ha publicado en su propia Red Social y parece que la experiencia, además de apasionante, también ha sido un poco terrorífica.

 

 

No te lo pierdas: ¡nos ponemos al volante de un NASCAR! ¡Ou Yeah!

A ver, no me extraña: alguien que no está familiarizado con los coches de altas prestaciones es normal que se sorprenda o se pueda asustar de los límites de un coche de competición. La NASCAR es una competición donde la velocidad lo es todo y se llevan al límite ya no solo los coches, sino también la física, buscando adherencia por todas partes y utilizando cada centímetro del circuito, llegando a rozar los muros habitualmente: incluso a veces llegan a las manos, no te pierdas esta pelea de pacotilla en la NASCAR.

 

 

Dale Earnhardt Jr. es el piloto que ha bautizado a Mark Zuckerberg, padre de Facebook, en esta materia y la verdad es que al final parece que el joven empresario, uno de los más ricos y poderosos del mundo, termina disfrutando, especialmente cuando es él el que toma los mandos de la situación, aunque evidentemente, a un ritmo mucho menor que el experimentado con Dale Jr. ¡De 8.500 vueltas a 5.000 vueltas! Otro motivo más, además de sus 44.000 millones de fortuna, para envidiar odiar a este gurú tecnológico. 
 

Lecturas recomendadas