Así sería el monoplaza de fórmula 1 perfecto de la temporada 2016

Hoy te proponemos un ejercicio de ciencia-ficción relacionado con los monoplazas de la presente temporada. ¿Cómo sería el fórmula 1 perfecto si pudiéramos diseñarlo seleccionando los elementos más sobresalientes de cada uno de los bólidos de la parrilla? Aquí lo tienes.

Imagen de perfil de Javier Prieto

No te pierdas: Cómo ver la fórmula 1 gratis

¿Cómo sería el fórmula 1 perfecto de la temporada 2016? ¿Aquel monoplaza que, con las virtudes de los diferentes coches de este año, conseguiría ser el rey de los circuitos carrera tras carrera? A esta pregunta algunos expertos han respondido de forma sucinta y algo minimalista: “toma el chasis del RB12 de Red Bull, móntale el motor del Mercedes AMG, y ahí tienes una bestia invencible”. Bueno, puede que con esta afirmación los sabios del tema estén en lo cierto. Pero en Top Gear trataremos de profundizar un poquito más, aunque sin pasarnos... No queremos que tengas que telefonear al servicio de información técnica de la FIA tras leer palabros como F-Duct, endplate, ERS, ICE o MGU-K. En definitiva, vamos a abordar la cuestión sin tener que ser ingenieros aeronáuticos para comprender este experimento que no va más allá del desarrollo imaginativo de los coches de 2016. Por cierto, aquí tienes los 7 mejores fórmula 1 de la historia.

El motor Mercedes tiene la culpa

El dominador de la presente temporada y de las dos anteriores está siendo Mercedes, por lo que es evidente que muchos de los elementos más eficientes provienen de la escudería de la estrella. Por encima de todos ellos, sobresale la eficacia y duración de su unidad de potencia, o sea, lo que toda la vida se ha llamado el motor. Si queréis quedar con vuestros coleguis como unos auténticos entendidos en la materia ahí va el nombrecito técnico del propulsor teutón: PU106 C HYBRID. No sé por qué esta manía que tienen los ingenieros de llamar a sus creaciones con nombrecitos tan raros. Entre las virtudes del artefacto destacan evidentemente la velocidad punta, pero también la fiabilidad. Poco se podría hacer en la pista sin una de esas dos virtudes.

Bueno, pues la superioridad del propulsor alemán está siendo tan grande que con él las flechas de plata han ganado 8 de las 9 carreras disputadas hasta ahora. Y en la única en la que no lo hicieron –Barcelona-, los dos bólidos de Hamilton y Rosberg abandonaron por un choque entre ellos. Desarrolla unos 950 caballos, frente a los 920-930 de Ferrari, los 900 de Renault y los 850 de Honda. Esa ventaja es uno de los secretos del éxito de los chicos de Toto Wolff. A mayor potencia está claro que mayor velocidad punta y, por cierto, algo que actualmente es muy importante, menor consumo. Los V6 Turbo con menos caballos deben exprimir sus mecánicas, lo que dispara su gasto de energía. El PU106 C HYBRID también brilla por su eficiencia térmica y refrigeración. En definitiva, la mejor mecánica de la parrilla con mucha diferencia sobre el resto. La calidad de los propulsores Mercedes que monta Manor les ha permitido conseguir su primer punto de la temporada en el pasado GP de Austria. Otro ejemplo. Williams, también con el motor de la estrella, batió el récord de velocidad en Bakú. Allí el coche de Bottas alcanzó los 378 kilómetros/hora.

El chasis y los elefantes

El chasis es otra de las partes fundamentales de un bólido. En este apartado sobresale el RB12, gracias a un brillante desarrollo aerodinámico. Red Bull cuenta con uno de los pasos por curva más rápidos de todos los coches. Su gran equilibrio global en pista le permite adaptarse como un guante a los diferentes circuitos del calendario. De este modo, además, logra optimizar al máximo el rendimiento de su mejorable mecánica. Sin entrar en túneles del viento -donde hace mucho aire- ni en dinámicas de fluidos -soy muy malo con las mates-, os comentaremos que la piedra angular del diseño en el Red Bull de 2016 y de los proyectos anteriores, se llama Adrian Newey.

Como ya sabréis, este ingeniero está especializado en desarrollar los monoplazas más eficientes del mundillo de la F1 por medio de innovaciones aerodinámicas. Newey, con muchos años de experiencia en el Gran Circo, suele encontrar ángulos muertos en el reglamento de la FIA que le permiten incorporar nuevas soluciones técnicas a sus coches. La vanguardia siempre está de su parte y tras sus diseños habitualmente marchan el resto. El amigo Adrian te coloca un doble difusor por aquí, un alerón por allá, un escape soplado… y consigue hacer un coche campeón durante 4 años seguidos sin que nadie pueda hacerle sombra. Cuando los bólidos energéticos tengan un motor Renault de gran nivel, volverán a ser temibles. Por cierto, y para que nadie se enfade, os diré que la montura del Mercedes AMG está tan solo ligeramente por debajo de Red Bull. La calidad de la estructura del RB12 es tan grande que personajes –en el amplio sentido de la palabra- como Bernie Ecclestone han asegurado que si los bólidos azules montaran un motor Mercedes vencerían.

Pero, ¿qué le hace especial al chasis? Fundamentalmente la eficiencia que consigue en relación con los flujos del aire y las fuerzas verticales -downforce- que se generan en un monoplaza en marcha, además del rápido paso por curva. Para que os hagáis una idea de su importancia os comento que debe soportar a unos 300 kilómetros/hora un peso vertical de unas 2,5 toneladas. Es decir, que es como si llevaras un elefante montado en el coche. Si no tienes un chasis robusto y equilibrado, el comportamiento del coche varía y al final el animalito acaba cayéndose...

Otras cuestiones interesantes

En el apartado de la transmisión, varios presuntos expertos nos han hablado de Williams. Parece ser que el sistema secuencial de ocho velocidades más la marcha atrás, es uno de los más logrados de la parrilla. Como dice un conocido: “no te olvides de comentar que el sistema de salidas del Ferrari es la caña de España”. Efectivamente, el SF16-H tiene una gran arrancada que quita las pegatinas a sus rivales. Lástima que sus pilotos habitualmente no saquen ventaja de él. Raikkonen suele estar medio dormido y Vettel preocupado de quejarse de cualquier movimiento de los rivales. Dicho queda.

Por cierto, me gustaría resaltar algunas cuestiones intangibles, pero muy significativas. Una de ellas se refiere al equipo Force India. No es que el VJM09 tenga ningún apartado muy brillante, pero sí sobresalen en extraer el máximo partido de todas las posibilidades de su mecánica. Optimización de recursos pura y dura. Y todo ello con un propietario con más problemas fiscales que… todos esos políticos españoles que acaparan los telediarios.

Al margen de que los chicos de Maranello parecen en muchos aspectos la Banda de Pancho Villa, poseen algo innegable que no tiene nadie más. La Scudería levanta pasiones por donde va, con unos seguidores fieles y entregados por todo el mundo. Me recuerdan a la hinchada colchonera, será por aquello del rojo y blanco.

¿Y McLaren Honda en qué destaca? Pues que tienen un gran servicio de catering en el motor home y más moral que el Alcoyano. ¡Prevén lograr un podio o una victoria en los próximos dos años, y se quedan tan pichis!

Por último, me quiero referir a la velocidad en las paradas de boxes del equipo de Frank Williams. Sus mecánicos realizan unos cambios de ruedas en menos de ¡dos segundos! Este aspecto resulta crucial para el éxito de cualquier equipo, porque no se debe desperdiciar en boxes lo que se ha ganado en la pista. No os perdáis alguno de sus pit stop en You Tube.

Si juntas todas estas virtudes tendrás el mejor fórmula 1 de la temporada 2016. Lástima que no tengamos millones -ni equipo- para construirlo...


  

Lecturas recomendadas