Pasar al contenido principal

Un spider fabricado con cannabis: ¡qué 'verde' y flipante!

Lo del creador del invento, Bruce Dietzen, es para alucinar.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Cannabis car

Te presentamos un precioso spider fabricado con cannabis en Estados Unidos por un flipado de la Naturaleza, claro. El padre de la singular criatura se llama Bruce Dietzen y es un tipo con una gran concienciación medioambiental.  Lo único que no nos mola del autómovil es que posee uno de los peores nombres de coches... pero resulta muy 'ilustrativo'. 

 

Es chulo el 'Cannabis car'

 

Vamos por partes. Es conocido como 'Cannabis car', nombre que como en otros muchos coches, lleva a engaño. Porque este precioso cabrio de estética setentera ni lleva hojas verdes pegadas a la carrocería ni está ahí para fumárselo. La cosa ha sido un poco más currada después de cinco años de investigaciones del genio que vive en Florida.

 

 

Y es que al amigo Bruce, que tiene 61 años y mucha imaginación, se le ocurrió extraer de la planta llamada Cannabis Satina la 'materia prima' para sus alucinantes bugas. En realidad, de dicha especie herbórea se extraen fibras de cáñamo que combinadas con una resina se transforman en un compuesto más resistente que la fibra de vidrio

 

Delantera del 'Cannabis car'

 

Lo cierto es que el chasis, la carrocería, la tapicería y todo aquello que en un vehículo convencional está fabricado con plástico, aquí aparece la fibra de cáñamo. Es flipante,¿verdad? Pues sigue leyendo que te vas a sorprender aún más.

Resulta que en la fabricación de cada Cannabis car se emplean tan solo unos 50 kilos de cáñamo importado de China y sus emisiones de Co2 son prácticamente inexistentes en el citado proceso. No, el motor no es verde, sino de gasolina de toda la vida.

 

Jay Leno probó el Cannabis car

 

Por si te animas, los precios van desde los 40.000 dólares que cuesta un modelo con 130 jacos, hasta los 197.000 dólares que tendrás que soltar si quieres un bicho tirado por 640 purasangre. El famoso presentador estadounidense Jay Leno tuvo la oportunidad de probar el deportivo fabricado con cannabis. 

Lecturas recomendadas