Los coches de carreras favoritos de Top Gear: Audi A4 DTM

Hoy nos centramos en el Audi A4 DTM, que dominó el Campeonato Alemán de Turismos en 2004. Atentos a esta obra de arte de la ingeniería…

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Los coches de carreras favoritos de Top Gear: Ferrari 512 S (y M).

“Siempre estás deslizándote con él, zarandeándolo y controlándolo a la vez, todo el tiempo. En un coche deportivo, como el Audi R8, si estás patinando es que no te encuentras en forma. Pero el vehículo del DTM tiende a sobrevirar en carrera y, como piloto, tienes más en cuenta el equilibrio general que la velocidad pura”. Estamos en 2004 y Tom Kristensen, piloto oficial de la marca (y pronto ocho veces ganador en Le Mans, estableciendo un récord), nos ajusta el arnés de cuatro puntos que nos ata al bacquet de su Audi A4 DTM. El asiento casi encierra por completo el cuerpo y la cabeza del conductor. Probablemente, Kristensen es el mejor piloto entre los que nunca han pasado por la F1; no sólo porque sus logros hablan por sí mismos, sino también porque su ironía danesa es más seca que un retiro de yoga en el Sáhara.

Lecturas recomendadas