Pasar al contenido principal

La colección de coches de Nicolas Cage que casi le 'arruinan'

Al sobrino de Coppola se le ha ido un poco la cabeza con los caprichos de cuatro ruedas.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Después de echar un vistazo a los coches de Nicolas Cage, comprendemos por qué su situación financiera ha atravesado en los últimos tiempos muchas dificultades. A ver, una cosa es que sea un apasionado del motor y otra muy distinta que se dedique a acumular los modelos más exclusivos del mundo. A este paso se va a quedar sin espacio en el aparcamiento de su mansión en Los Ángeles.

Echa un vistazo a los coches de Silvester Stallone

Los ejemplares más especiales y únicos de Bugatti, Ferrari, Lamborghini, Rolls o Jaguar, han pasado por las manos del sobrino de Francis Ford Coppola. Tanto es así que sus caprichos rodantes -algunos alcanzan precios de varios millones de dólares-, podrían rivalizar con la colección del Sultán de Brunei o la de Bernie Ecclestone

Y es que el famoso actor estadounidense tiene fama por los concesionarios de lujo de Beverly Hills de comprarse automóviles como si fueran calcetines o camisas. Se mete en estos dealers como si estuviera en el Zara o el Primark. Y claro, luego pasa lo que pasa... que llega el tío Paco con las rebajas... y con las facturas. Según algunas fuentes consultadas, ha llegado a adquirir hasta 20 automóviles en un año.

 

 

 

Un buen ejemplo de sus compras compulsivas lo constituyen nueve Rolls-Royce que se llevó a su casa de una tacada. No sabemos para qué co**nes querrá ese número de bugas, puede que para ir al súper con uno distinto cada día de la semana y tener dos más de repuesto.

Eso no hay cartera que lo resista (ni cabeza) por mucho que te paguen 20 kilazos por trabajo realizado. Quizás sufra algún trauma infantil que trata de superar de esta manera. O simplemente que desde que interpretó a Randall 'Memphis' Raines, el personaje flipao por los bugas en la peli 60 segundos, (2000) se le ha quedado un tic automovilístico.

Hablando más concretamente de los coches de Nicolas Cage nos ha sorprendido la cantidad (y calidad) de clásicos que ha disfrutado. Por cierto, lo suyo son los fabricantes europeos, auténticas piezas de museo como los Porsche 356 Pre-A Speedster (1955), Bugatti T57C Atalante Coupe (1938), Ferrari 250 GT LWB California Spyder (1959), Jaguar E-Type Semi-Lightweight Competition (1963), Lamborghini Miura SVJ (1971), Lamborghini 350 GT (1965), Porsche 911 Carrera RS (1973), Rolls-Royce Silver Cloud III Sedan (1964), Rolls-Royce Silver Cloud III H.J. Mulliner Convertible (1964).

 

Ferrari 250 GT LWB California Spyder (1959)

 

Para que te hagas una idea del nivelón de esta lista su Ferrari 250 GT podría tener un valor de unos ¡3,4 millones de dólares! ¿Te imaginas cuánto deben costar solo los seguros y el mantenimiento de este tipo de juguetes?

Para no seguir amargándote el día, te diremos que entre los coches contemporáneos que más le gustan a Nicolas Cage se encuentran un Lamborghini Diablo (2001) y un Ferrari Enzo con el que suele pasear por Venice Beach.

Nicolas Cage y su maravilloso Ferrari Enzo


En honor a la verdad hay que decir que además de su pasión por el motor, los castillos en Europa, la flota de embarcaciones de lujo, su jet privado, las islas privadas en las Bahamas y las exóticas mascotas, también han acabado socavando su cartera.

Ha llegado el momento de que la estrella de Hollywood sea un poco más austera. Por cierto, se rumorea que desde hace algún tiempo se ha deshecho de algunos de sus purasangre. Te lo decimos por si estás interesado en los coches de Nicolas Cage. Nunca se sabe dónde hay una oportunidad.

Ah, la visita a nuestra galería de fotos hoy es casi obligada.

 

 

 

Lecturas recomendadas