Pasar al contenido principal

Gymkhana Grid 2017 Sudáfrica: Ken Block & Co.

Lo importante es participar (ejem).

Vamos a empezar con los ganadores de la Gymkhana Grid 2017 Sudáfrica, ésos que escriben la historia. Ya te contamos aquí cómo funciona este invento de Ken Block, pensado para su lucimiento personal (por algo lo ha ideado él), aunque el vencedor entre los vehículos de tracción total este año ha sido Johan Kristofferson, campeón también del RallyCross 2017. En la categoría reservada a los propulsión trasera, Luke Woodham, quien trabajaba en un taller de motos hasta que Monster descubrió su talento natural para el drifting, para ir de costado sobre cuatro ruedas, se ha llevado el primer puesto por cuarta vez.

En esta locura que Block quiere extender hasta convertir en un certamen hay muchos más pilotos, la mayoría procedentes del mencionado RallyCross, donde asimismo se derrapa a mansalva. Podemos contar a Oli Solberg, el retoño de Petter Solberg, que con sólo 16 años hace diabluras con cualquier vehículo que caiga en sus manos. Andreas Bakkerud, Steven Baggsy, Shane Lynch (aka el cantante de Boyzone. Sí, el mismo, tatuado hasta las cejas)... Y todos ellos llevan coches de 400 CV (los trasera) y 600 CV (los 4x4) en adelante.

A partir de aquí, prepárate para el desparrame más brutal. Los protagonistas se enfrentan de dos en dos, por categorías, en circuitos 'gemelos', realizando una vez el de la derecha y otra el de la izquierda. Si 'tocas' algún obstáculo, suman dos puntos a tu crono: gana aquel que realice los trazados en menos tiempo y así va pasando, mediante un cuadro de llaves como los que existen en el tenis, a los cuartos de final, las semifinales y la gran final, a las 19:30 horas de un domingo.

Un momento. Antes de que lleguemos a la pista iluminada con potentes focos, ya hemos asistido a una orgía de neumáticos quemándose (resisten dos tandas. Con suerte) que se reitera en un par de 'Smoke Show' (en serio, se llaman así. Puedes imaginarte de qué va el tema) el sábado por la noche. Vehículos derrapando como si no hubiera un mañana, donuts, humo y, cuando cae el sol, fuegos artificiales y llamas que salen de los obstáculos... cuando los pilotos no están cerca, algo que es de agradecer. Suma a todo eso el ruido ensordecedor de los motores y una bola de espejos gigante reflejando rayos de luz por todas partes en el escenario más loco que hayas visto jamás, un sitio llamado Carnival City, a unos 40 kilómetros de Johannesburgo. Es como Las Vegas (se trata, de hecho, de un casino), concentrada bajo una carpa de circo gigante. Funciona 24 horas al día, durante las que música de samba llena el ambiente mediante unos altavoces. Queda ahogada, aunque parezca increíble, por el rock cañero que pone la banda sonora a la Gymkhana Grid: ésta se celebra al aire libre, en el parking, pero el entorno, con luces de mil colores y formas parecidas al gorro de un payaso por todas partes, no deja de ser único.

Nuevo tráiler de Dirt 4: ¡el título oficial del Mundial de Rallycross!

Por no hablar del circuito en sí. Ver cómo los pilotos sortean los obstáculos a la par en trazados que se reflejan como un espejo es completamente hipnótico. Tus sentidos quedan en suspensión mientras los vehículos evolucionan a la par. Pantallas gigantes muestran los 'highlights' de cada actuación para que no te pierdas nada. Te metes tanto en la situación que casi te tapas los ojos cuando alguno golpea un bidón, te muerdes las uñas si los dos contrincantes están muy igualados, te llevas las manos a la cabeza si la diferencia entre ambos es muy notable. Y así durante un fin de semana entero, desde mediodía hasta varias horas después de que el sol se esconda. En decenas de 'carreras' (bien, van contra el tiempo, por lo que podemos llamarlas así) que apenas duran dos minutos y medio, excepto si hablamos de Solberg, Block y compañía, que las completan en menos tiempo. No creas que se hace largo; el espectáculo es continuo. Y se trata de un show que la gente quiere ver, como nos explicaba el bueno de Ken. ¿Ha dado con la fórmula? Eso parece...

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear