Pasar al contenido principal

Hamilton destrona a Rosberg y se corona en Hungría 2016

Lewis Hamilton desbanca del liderato del Mundial a Nico Rosberg, tras lograr su quinta victoria en Hungaroring. Los españoles puntúan, con Alonso 7º y Sainz 8º.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Hamilton vence en Hungría 2016

Parece que la carrera en Hungaroring ha cumplido con el guión esperado. Lewis ha ganado en Hungría 2016. Y los Mercedes, a pesar de correr en un trazado estrecho y revirado en el que la potencia no resultaba tan determinante, han vuelto a imponerse con superioridad. Nuevo doblete teutón. Continúa la tiranía. La novedad ha residido en el cambio de cromos que se ha producido en la clasificación. El sorpasso que ya se veía venir desde algunas carreras, se ha materializado. Hamilton ha demostrado que es un lobo, un depredador, que ha vuelto a enseñar sus fauces. Sabe moverse en esos instantes determinantes en los que su presa flaquea. Y así lo ha interpretado en la primera curva del gran premio.

El inglés ha comprobado como al renovado Nico le temblaban los reflejos, la personalidad y hasta los empastes en cuanto se ha puesto a su altura. Como resultado, le ha pegado un adelantamiento que podría enviar al 6 de Mercedes al psicólogo. Nico, y mira que me duele decirlo, cada vez que tiene un mano a mano con su colega, se transforma en una oveja. Y como resultado de esa flojera de piernas, el rubito germano, casi pierde hasta la tercera plaza en el primer giro. Con perdón por el símil ovino, ha vuelto a salir trasquilado de una acción en la que hay que demostrar carácter. Finalmente ha visto la bandera de cuadros en segunda posición, detrás de su bestia negra.

En definitiva, el duelo de Roscoe y Coco se marcha de Budapest como nuevo líder de la tabla y coronado en Hungaroring como el auténtico emperador magiar. Ha sumado su quinta victoria en este circuito, algo que nadie había conseguido hasta hoy. Está en racha, y ya acumula 5 triunfos en las últimas 6 pruebas. Se ve que las travesías en velero por la Costa Azul  le sientan bien. Pues, que siga navegando, habrá pensado su jefe Toto Wolff.
En cuanto al hijo de Keke Rosberg, mucho se tendrá que aplicar si quiere emular la corona que logró su padre en 1982. De momento, que se consuele con los 18 milloncejos que le pagará su escudería hasta 2018. Por cierto, ¿alguien recuerda cuándo le ganó un duelo al británico?

Para los Red Bull, el gran premio ha sido bueno, pero no tanto como esperaban. Ninguno de sus dos pilotos han podido inquietar a las balas plateadas. Y eso que corrían en uno de los asfaltos más favorables para su magnífico chasis. Al menos, Daniel Ricciardo se ha subido al tercer escalón del cajón, algo que no hacía desde el fiasco en Mónaco. Su vecino de box, Max Verstappen se ha quedado con el 5º puesto después de una gran defensa de la posición ante los ataques de Kimi Raikkonen. El holandés ha demostrado en su tercer duelo con el finlandés que le sobra carácter y valentía.

En el mano a mano resulta muy difícil meterle el diente. Es un deportista que no se arruga ni ante un campeón del Mundo ni ante su propia madre, que era la más rápida de la familia con un vehículo de 4 ruedas.


Buena actuación española
Nuestros compatriotas, ambos en zona de puntos, han vuelto a demostrar que les sobra calidad y oficio. Su talento está muy por encima de las mediocres mecánicas que padecen.
Poco se puede decir de Fernando Alonso a estas alturas de la película. Con un hierro ha conseguido apropiarse del 7º puesto en Hungaroring, lo máximo a lo que se puede aspirar con el McLata. Porque, a pesar de los brindis al sol -naciente- del director de Honda, Mr. Hasegawa, el MP4-31 no tiene fiabilidad ni tampoco ritmo. Este finde ha vuelto a cascarse otro motor de los japoneses, y eso que era nuevo. El ovetense, que ha adelantado a su amigo Sainz en la salida, ha conseguido finalizar por tercera vez en el top 10. Un bagaje patético para una escudería de la historia y prestigio de McLaren. 
Carlos Sainz, cada día más maduro, también se ha mostrado muy eficiente con un monoplaza que ha sido mucho menos competitivo de lo esperado. El madrileño, repite el 8º puesto por tercera vez consecutiva y ya ha entrado en los puntos 8 veces. ¿Qué más se le puede pedir a un corredor que lucha con el motor Ferrari de 2015? La cita cíngara no ha resultado muy emocionante. Por eso, te invito a que eches un vistazo a los mejores adelantamientos de la historia de la F1. No sin antes recordarte que la semana próxima llega Alemania y Top Gear estará preparado para contártelo. 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear