Pasar al contenido principal

Lavar el coche en la calle te puede costar más que el coche

Bueno, depende de cuál sea tu coche... pero no te la juegues.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Lavar el coche

Lavar el coche en la calle es una actividad placentera. Hace una estupenda mañana de otoño, tienes tiempo libre y has decidido que es un buen momento para salir a disfrutar de los últimos rayos de sol mientras dejas tu vehículo como los chorros del oro. Suena idílico, ¿verdad? ¡Pues no lo hagas!

No te pierdas: ¿Lluvia de barro? Aprende a lavar el coche como es debido 

Aunque parece algo inofensivo, te puede costar más que el coche (aunque todo dependerá de cual sea tu coche, entiéndeme). Esta actividad tan habitual y, a veces, apetecible está prohibida; por tanto, las multas por lavar el coche en la calle son de entre 30 y 3.000 euros (en función de dónde vivas). 

¿Y cuál crees que es el motivo? No tiene nada que ver con que tu vecino pueda quejarse, tampoco a que alguien pueda molestarse si le salpicas mientras lo haces... No, la cosa va mucho más allá: según establece el artículo 4.2 del Reglamento General de Circulación, lavar el coche en la calle puede provocar daños y deterioros en la vía pública, de ahí su prohibición.

 

 

Tampoco sirve que te vayas al campo a limpiarlo... Si te pillan utilizando la calle como lavadero de coches, ¡nada de librará de una buena multa! Así que si tu coche necesita un buen lavado de cara, será mejor que acudas a un centro especializado para dejarle limpio y brillante.

Si te da pereza, procura que al menos se vea la matrícula, ya que si los agentes no son capaces de verla porque su estado provocaría convulsiones al mismísimo 'Don Limpio en la prueba del algodón',  también puedes llevarte una sanción de 200 euros. ¿Te parece justo o no? Sea como fuere, no cometas estos errores habituales a la hora de lavar el coche o tu coche también lo lamentará. 

Lecturas recomendadas