Pasar al contenido principal

¿Tienes uno de los cinco coches más robados en España?

No te lo vas a creer, pero a los ladrones le gusta más tu coche viejo que el nuevo de tu vecino

Imagen de perfil de Noelia López
Seat Ibiza

Dos preguntas. ¿Cuántos coches desaparecieron el año pasado? ¿Cuáles son los modelos de coches más robados en España? Dos respuestas. En 2018, casi 135.000 conductores denunciaron que les habían robado el coche. Y no, el Seat León ya no es el modelo que más gusta a los ladrones aunque, caliente, caliente...

 

El Seat León ha sido, históricamente, uno de los modelos perseguidos por los amigos de lo ajeno. En las diferentes ocasiones que hemos conversado con la Policía a este respecto siempre han colocado al de Seat a la cabeza de la lista de coches más robados. ¿La razón? No es cierto que los ladrones busquen coches premium, prefieren los de gama media porque son más fáciles de colocar en el mercado negro.

También porque sus piezas tienen fácil salida: "un coche por piezas vale más que uno completo", explicaba el jefe de la Brigada de Tráfico Ilícito de Vehículos. Y como muestra, nos daba el ejemplo que necesitamos: un Seat León en el mercado de segunda mano se vende por unos 4.000 o 5.000 euros; por piezas, su valor asciende supera los 10.000 euros. 

Los cinco coches más robados de España

El listado de cinco coches más robados de España que hoy te presentamos lo extraemos de los resultados del informe de Estamos Seguros (fundación creada por Unespa para divulgar la función del seguro). 

En términos absolutos los cinco modelos más robados en España en 2018 fueron, por este orden:

  • Seat Ibiza
  • Seat León
  • VW Golf
  • BMW Serie 3
  • Citroën Xsara

En términos relativos –es decir, si se compara el número de robos padecidos con la cantidad de unidades en circulación de un modelo específico– la lista la encabezan el Citroën C5, el Peugeot 406, el Citroën Saxo, el BMW Serie 3 y el Peugeot 206.

Los ladrones prefieren coches viejos

¿Sorprendido por el resultado?

En efecto, llama la atención que varios de los modelos que aparecen en el listado ya no están a la venta. Es más, de los que continúan en los concesionarios (como los dos Seat), los ladrones no buscan las generaciones actuales, sino unidades que han cumplido su primera década de vida.

Si se filtran los resultados por año de fabricación descubrimos de qué añada son los modelos más buscados por los ladrones:

  • Seat León: modelos 2003 y 2004
  • Seat Ibiza: modelo 2005
  • Citroën Xsara: modelos 2002 y 2003
  • Citroën C5: modelos 2001, 2002 y 2003
  • BMW X5: modelo 2006

Dónde se roban más coches

Además del cuál (o cuáles), el informe nos habla del dónde

Una comparativa entre los municipios de más 75.000 habitantes de España, identifica como las ciudades donde se roban más coches a Melilla, Sevilla, Dos Hermanas, Parla y Fuenlabrada. En todas estas localidades es entre dos y tres veces más probable sufrir un robo del vehículo que en el resto de grandes poblaciones de España.

Por provincias, destacan las grandes capitales (Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla…) y zonas de sol y playa, como el litoral mediterráneo y los dos archipiélagos.

Al menos, casi todos los coches robados estaban asegurados 

Cerca de 135.000 coches robados en 2018 son muchos coches. La lectura positiva es que la cifra es inferior a años anteriores: en 2010 fueron 227.000. Por tipo de vehículo, los turismos acumulan el mayor porcentaje (88%); por detrás quedan las furgonetas (9,3%).

El informe evidencia también que los conductores españoles están bastantes concienciados con este problema, de ahí entre seis y siete de cada 10 contrata una póliza que cubra la sustracción del vehículo. 

Dos datos curiosos a este respecto. Primero, las provincias con mayor volumen de cobertura por robos son Madrid, Vizcaya, Guadalajara, Álava y La Coruña, por este orden. Segundo, por edad, los conductores que no han cumplido los 40 contratan más pólizas con cobertura de robo que los de 65. ¿La razón? Probablemente porque los primeros son más propensos a conducir coches nuevos y los segundos llevan vehículos más viejos y se limitan a contratar las protecciones más básicas. Gran error, visto lo visto...

Y además