Pasar al contenido principal

Los grandes campeones del Dakar: reyes en el desierto

Apellidos como Peterhansel, Vatanen, Despres o Coma pertenecen a los grandes campeones del Dakar. El desierto es su reino y la victoria su botín. Así son sus conquistas.

Imagen de perfil de Javier Prieto

En las condiciones más duras de la competición, un pequeño grupo de superdotados han impuesto su ley. No les preocupa si la batalla se desarrolla en África o Sudamérica, en terrenos arenosos o embarrados, bajo un sol abrasador o ante un diluvio. Porque ellos son los grandes campeones del Dakar, auténticas leyendas del rally más duro del mundo. Nombres como Stéphane Peterhansel, Ari Vatanen, ,Jutta Kleinschmidt, Cyril Despres, Marc Coma o Vladimir Chagin tiene una cosa en común: acumulan más títulos en el Dakar que nadie.  Por cierto, para ir abriendo boca,échale un vistazo al Nissan Patrol Fanta Limón ganador del Dakar de 1987, lo vas a flipar

 

Peterhansel, Monsieur Dakar

Entre todos los grandes campeones del Dakar, existe uno que destaca por encima del resto de sus colegas. Se llama Stéphane Peterhansel y es el piloto más laureado en el famoso rally. Acumula la barbaridad de ¡13 títulos! De ellos, 6 en la categoría de motos, ( 1991, 1992, 1993, 1995, 1997, 1998 con Yamaha). Quizás harto de ganar sobre dos ruedas se pasó a las cuatro. Y causó el mismo terror. Venció con Mitsubishi en 2004, 2005 y 2007, con un Mini en 2012 y 2013 y a los mandos de un Peugeot en 2016 y 2017. Ante estas cifras resulta evidente que lo suyo es la capacidad de adaptación a cualquier volante o manillar. Pero este hombre que ya es una auténtica leyenda, ¿no se cansa nunca de vencer?

 

Vatanen, talento gélido en el desierto

Otro de los más grandes campeones del Dakar, es Ari Vatanen. El finlandés después de proclamarse Campeón del Mundo de Rallyes en 1981, decidió enrolarse en la aventura de Thierry Sabine. Y acertó con el cambio de competición. Porque se llevó nada menos que tres títulos con Peugeot (1987, 1989, 1990) y uno más con Citroen en 1991. Este finlandés se adaptó perfectamente a las altas temperaturas del desierto.

 

Cyril Despres, pentacampeón motero

Otro de los grandes campeones del Dakar en la categoría de las motos se llama Cyril y se apellida Despres. El parisino ha conquistado a lomos de las KTM, las ediciones de 2005, 2007, 2010, 2012, 2013. Y con eso está todo dicho.

 

Marc Coma, el supermán español

No te creas que nos hemos pasado con el titular de Marc Coma. Para nada. Porque solo un auténtico supermán es capaz de llevarse a casa cinco títulos ( 2006, 2009, 2011, 2014, 2015)  en la competición más exigente del motor. Y encima conseguirlo en la especialidad más peligrosa y exigente física y mentalmente, las motos. Por encima del catalán solo está, y con un raquítico triunfo más, Stéphane Peterhansel. Sobran las palabras. Ya sabes por qué Coma está considerado como uno de los grandes campeones del Dakar.

 

Jutta Kleinschmidt, la única mujer ganadora 

Jutta Kleinschmidt es la única mujer que ha reinado en Dakar. La piloto alemana trabajaba como ingeniera en BMW. Sin embargo, se sintió atraída por el lado automovilístico de la fuerza. Y cambió el despacho de una multinacional por el polvo y la aventura del motor con gran acierto. Sabia decisión porque venció en la edición de 2001 sentada en un Mitsubishi.

Si crees que lo de Jutta fue una casualidad, te diré que estás muy equivocado, amigo. Dos años antes ya había terminado tercera y uno después de su victoria fue segunda. Además en 2005 se quedó otra vez con el último peldaño del podio. Sin duda esta fémina está por méritos propios en el club de los grandes campeones del Dakar.

 

Chaguin, el Peterhansel camionero

Desde la llegada del nuevo siglo, la categoría de los camiones ha estado dominada con mano de hierro por Vladímir Chaguin. Este ruso con cara de espía de la KGB se ha llevado la victoria final mas veces que nadie, ¡7! en total! Desde el 2000. ha sido el mejor en los años 2000, 2002, 2003, 2004, 2006, 2010, 2011, siempre a lomos de su mastodóntico Kamaz. Desde luego que es lo más parecido a Peterhansel pero con esas bestias mecánicas.  

 

Schlesser, el Juan Palomo del rally

Jean-Louis Schlesser posee una extensa experiencia dentro del motorsport. De hecho, los fans de la F1, especialmente los de Ayrton Senna, uno de los mejores pilotos de la especialidad, le recuerdan muy bien. Porque Schlesser evitó la victoria de Senna en el GP de Italia 1988. Cuando restaban dos vueltas para el final, el carioca que lideraba la carrera, trató de doblar al ínclito franchute. Entonces éste se estampó contra el McLaren del brasileño, arruinándole la carrera. Pero al margen de sus hazañas en la F1, Jean-Louis es todo un personaje en el Dakar. No en vano, tras competir en la prueba durante varios años con vehículos ajenos, decidió hacerlo con uno Made in Schlesser a partir de 1991.

El de Nancy pensó, ¿para qué darle el dinero a otro si yo me lo guiso -desarrollo mi propio automóvil- y yo me lo como -conduzco ese coche-? Pues, dicho y hecho. El Juan Palomo galo no solo fabricó y corrió con su propio vehículo, sino que ganó. Y no una, sino dos veces, 1999 y 2000. Te preguntarás que tipo de artefacto mecánico creó este ingenioso hidalgo: un buggy. Y con él, derrotó a las todopoderosas marcas de fabricantes mundiales. No nos puedes negar que, por méritos propios, este manitas debe ser considerarlo uno de los grandes campeones del Dakar. 

 

Lecturas recomendadas