Pasar al contenido principal

Opinión: ¿tiene rivales el nuevo Mercedes GLB? ¿O es algo único?

La pregunta no es fácil.

Mercedes GLB 2019

El Mercedes GLB es uno de los coches revelación de 2019 y lo es porque propone una nueva evolución en el segmento de los SUV compacto premium. ¿Tiene rivales el Mercedes GLB? Es una pregunta que me acabo de hacer y que quizás no tenga respuesta. O sí.

El Mercedes GLB intenta huir del concepto SUV para apostar por el rollo todoterreno y eso es algo novedoso en ese segmento. Se queda a medio camino de dos mundos, como si quisiera ser un Mini Clase G pero con la aptitud en carretera de un GLC. 

Y es que Mercedes ha incorporado, además de la tracción integral, elementos como el control de descenso para que pueda sobrevivir de manera natural fuera del asfalto. No diré que sea un todoterreno de verdad, pero sí que da la sensación que estamos ante un SUV muy capaz en conducción off-road.

 

 

Otra de las claves son sus cotas off-road y su diseño más robusto, que claramente se diferencia de lo que hemos visto en los últimos meses con el resto de SUV. También su altura libre al suelo es superior a la de sus hermanos de gama y superior a la de la mayoría de rivales.

 

¿Rivales del Mercedes GLB?

Podríamos poner todo el reguero de SUVs compactos premium, pero no sería apropiado. Un BMW X1 o un Audi Q2, o incluso Q3, tienen poco que ver por planteamiento con el Mercedes GLB. Quizás el Land Rover Discovery Sport podría ser uno de sus grandes rivales, con un planteamiento más similar.

Pero ojo porque el Mercedes GLB apuesta por un interior muy tecnológico y espectacular, siguiendo las líneas del nuevo Mercedes Clase A. El sistema MBUX, con las pantallas flotantes sobre el salpicadero, dotan al interior de un gran minimalismo y modernidad. 

 

El SUV compacto de las siete plazas

 

Un Jeep Cherokee también podría estar entre sus rivales de peso, pero me da la sensación que en este caso hablamos más de todoterreno que de SUV, con un interior que no es comparable en calidad y tecnología al del Mercedes. ¿Y el Jeep Compass? Estéticamente es brillante y podría ser una alternativa al menos en cuestión de imagen.

Pero lo más interesante de todo es que Mercedes se desmarca de sus rivales naturales, principalmente BMW y Audi, y apuesta por un todoterreno compacto. Tendremos que ver próximamente cuáles son sus capacidades off-road reales y si realmente se puede considerar algo nuevo y diferente o si estamos ante un SUV vestido de todoterreno clásico. 

Sea como sea, solo por posicionamiento y por diseño, el Mercedes GLB es algo nuevo y muy interesante, que puede hacer que el resto de marcas apuesten de nuevo por diseños más robustos y por creaciones pensadas también para disfrutar fuera del asfalto. ¿Les saldrá bien la jugada? Solo el tiempo lo dirá.

Y además