Pasar al contenido principal

Prueba Mazda MX-5 RF: ahora con techo duro

El techo duro es nuevo, pero hay más. De verdad

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¡Qué bien le sienta el nuevo techo duro retráctil al Mazda MX-5 RF 2017! Porque, hasta el momento, la cuarta generación de este ya mítico roadster solo se podía adquirir con su romántico techo de lona.
Esta versión añade las siglas ‘RF’ a su nombre, que vienen de las palabras ‘Retractable Fastback’. Este techo duro escamoteable pesa 45 kilos, pero en conjunto, con los refuerzos del chasis y equipamiento, el peso total de este nuevo MX-5 aumenta entre 60 y 80 kilos en total. Aún así, lo más importante es que sus líneas tienen ahora un aire todavía más deportivo.

Una duda razonable: Mazda MX-5 contra Fiat 124 Spider

Compuesto de tres partes, el MX-5 de techo duro se puede abrir o cerrar en marcha hasta 10 km/h y en unos 13 segundos, a través de un botón algo escondido y dispuesto justo delante de la palanca de cambios.

Según Masashi Nakayama, jefe de diseño del MX-5 RF, a los japoneses les han educado para que dejen las cosas con suavidad, sin dar golpes, y eso es lo que han querido transmitir en la suavidad de su ajuste final. Y es que, lo que más impresiona es que al llegar a la última parte de su recorrido, ya sea abierto o cerrado, su velocidad de actuación se ralentiza como si fuera a cámara lenta. Además, al plegarse, ocupa un lugar diseñado para no restar espacio al maletero, que continúa ofreciendo la misma capacidad que la versión con techo de lona, es decir, 127 litros, lo justo para meter dos trolleys de los que te dejan subir a la cabina del avión.

El MX-5 RF tiene más aplomo

Con el techo duro cerrado, el RF es bastante más silencioso y confortable que el de techo de lona, gracias a su buen aislamiento. Además, los desarrolladores han ajustado el chasis y la dirección al aumento de peso para que las sensaciones que transmite al volante sigan siendo de lo más deportivas. Acelera, vira o cambia de marcha de la misma y eficaz forma que antes, afrontando las curvas con un aplomo algo superior, aunque si lo fuerzas y desconectas su control de estabilidad, por supuesto que también podrás jugar con la zaga como con el de lona.

El Mazda MX-5 RF 2017 continúa ofreciendo dos motores de gasolina: un 1.5 litros de 131 CV y cambio manual de seis velocidades, y un 2.0 de 160 CV y ese mismo cambio manual, pero ahora con la posibilidad de elegir también y solo para esta versión un cambio automático por convertidor de par de seis velocidades. Esta caja automática añade en el interior el botón 'Sport' delante de la palanca, que agiliza la respuesta del acelerador y la transmisión. 
Con el 1.5 el ‘mazdita’ ya anda bastante bien y, sobre todo, con un sonido espectacular, pero claro, el 2.0 aporta ese plus de potencia que puedes echar de menos si quieres sacar la ‘quintaesencia’ de este roadster deportivo y despeinarte a gusto. No en vano, la propia marca calcula que el 80% de las ventas de este modelo incorporarán el motor de dos litros y que sus clientes se decantarán por el RF con el techo duro en un 70% de los casos.
Ya puedes romper la hucha y reservar tu Mazda MX-5 RF en los concesionarios de la marca. Los precios comienzan en unos buenos 27.500 euros y pueden llegar a los 33.300 del 2.0 con cambio automático y en acabado Luxury. Por cierto, estos precios representan un aumento de unos 2.500 euros los ya existentes para la versión ‘Soft Top’. Pero también es verdad que ahora mismo, la promoción del nuevo modelo supone que te puedas ahorrar unos 2.000 euros, por lo que los precios finales se quedan bastante parejos a los de la versión con techo de lona. Yo que tú, me ponía las zapatillas de correr y salía hacia el concesionario más cercano...

Lecturas recomendadas