Nuestra primera vez en un Porsche 918

Después de probar el Porsche 918, todo en la vida es más triste, más oscuro. Nada vuelve a ser igual cuando tocas el cielo de los superdeportivos.

9 10

Nuestro veredicto

Vamos un poco tarde para hablar del Porsche 918, cierto. Tres años tarde, para ser exactos. Pero cuando al fin consigues la primera oportunidad para conducir uno de los coches más rápidos y excesivos del planeta, en un soleado fin de semana, es una experiencia digna de ser plasmada en la prensa digital.

Una advertencia antes de seguir: todos hemos tenido mucho tiempo para digerir las cifras del 918 Spyder (890 CV, tracción a las cuatro ruedas, 0 a 100 en 2,8 segundos y una velocidad máxima de 340 km/h), así que nos vamos a centrar en las sensaciones, los datos de nuestros ojos, oídos, espalda y nuestras húmedas puntas de los dedos, más que en la ficha técnica. Al lío.

Texto: Jack Rix/Fotos: Richard Pardon

Lecturas recomendadas