El nuevo Audi S3 2016 es más potente. Y es mejor

Sí, el nuevo S3 es más potente, es mejor. No hay más que hablar

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Es totalmente nuevo?

No. El nuevo Audi S3 2016 es un restyling, aunque con una pequeña actualización de motor que conlleva un incremento de la potencia de 10 CV (310 CV) y 20 Nm (400 Nm) más de par motor. Eso sí, al igual que el A3, las mejoras van protagonizadas por la inclusión del virtual cockpit que hacen la experiencia a bordo de este pequeño deportivo algo mucho más tecnológico, y agradable en cuanto has conseguido habituarte a tanta tecnología. Si se te cae la baba al ver las fotos, tranquilo, ya puede encargarse.

¿Es más caro?

Su rango de precios empieza en los 46.400 euros del S3 2.0 TFSI quattro S tronic, 1.300 más si lo quieres con carrocería Sportback y 2.100 más si lo prefieres Sedán. El Audi S3 Cabrio 2.0 TFSI 310 CV quattro que Top Gear ha podido probar durante la presentación sale un poquito más caro: 55.400 euros, lástima que tanta pasta no haya servido para que el día acompañara por las carreteras de Baviera. Aunque no tiene novedades en el sistema de la capota, me hubiera encantado poder conducirlo sin ella, pero la intensa lluvia lo ha impedido. Eso sí, aunque no es un deportivo radical, lleva solo un cuatro cilindros y tiene un aislamiento acústico a la alemana, es capaz de transmitir unas sensaciones extraordinarias.

El sonido del motor del nuevo S3 solo se cuela en el habitáculo con algo de contundencia cuando la aguja del cuentavueltas pasa de las 5.000 rpm. Por cierto, el virtual cockpit del S3 –luego me meto en ello con algo más de profundidad- tiene algunas características particulares sobre el resto de la gama y una de ellas es que dispone de un aspecto deportivo que prima, precisamente, el cuentavueltas sobre los demás relojes digitales.

Pongámosle algunos peros

Si he echado algo de menos en este coche es un sonido algo más radical. No es que me parezca malo, al contrario, dado que el S3 2016 ofrece un balance óptimo entre deportivo y compacto, el ruido que se percibe en el habitáculo no resultaría en ningún caso molesto para hacer largos viajes con este coche. Lo que sí me falta, teniendo en cuenta su precio y las soluciones que ofrecen algunos rivales y de las que Audi ya dispone, es algo más de variabilidad, con haber puesto una válvula de mariposa en el tramo final, quizá, hubiera sido suficiente para obtener algo más de escándalo cuando pisas a fondo.

Cómo se comporta

Por un lado, la lluvia ha sido un fastidio, pero por otro, como todo Audi S3, este está equipado con la tracción quattro, lo que me ha dado ocasión de volver a comprobar lo bien que es capaz de traccionar este coche en cualquier situación. Es verdad que a eso ayuda el hecho de que en esta parte de Alemania el firme de todas las carreteras esté como recién puesto, pero la película de agua me hubiera invitado a correr menos de llevar otro coche. En todo caso, el buen comportamiento está facilitado por la suspensión magnetic ride opcional, que reduce la altura del cabrio en 2,5 cm y por una nueva programación del control de estabilidad.

La dirección es de lo más preciso que he visto y gracias a una correcta desmultiplicación, no tienes más que acariciar el volante y el coche se irá metiendo por la trazada como si fuera sobre raíles. Además, llegando a uno de los puntos intermedios, me pasé de largo varias salidas y tuve que hacer dos maniobras bruscas para meterme, da igual, el chasis y la tracción total consiguen que cada curva se redondee por muy brusco que puedas llegar a ser con el volante y, si vas fino, el S3 puede correr de lo lindo. Puede que el Volkswagen Golf GTI Clubsport sea más deportivo, pero el Audi le saca 20 CV extra...

Qué tiene de nuevo

Como te decía antes, la mayoría de los cambios en el Audi S3 2016 los vas a encontrar sentado tras su volante, pero desde fuera también es fácil de distinguir, ya que el frontal estrena la nueva parrilla tridimensional, con algunas diferencias en las tomas de aire y también en la zaga. De lado, lo que más te llamará la atención serán sus llantas de 18 pulgadas de nuevo diseño, aunque también dispone de otras de 19”.

Sin embargo, al volante las novedades son más notables y en el caso del Cabrio vienen de serie, ya que el cambio S Tronic de siete relaciones que en el resto de la gama es de pago aquí es estándar. Con él, el S3 Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos, pero lo que más me ha llamado la atención –y en esto tengo que dar la razón a los ingenieros de Audi- es la mejora de su eficiencia.

Como te decía, ha llovido, y además, había bastante tráfico, lo que ha impedido ir rápido la mayor parte de los 150 km del recorrido de la prueba. Así, no te voy a mentir, más de una ‘gomita’ he tenido que hacer para probar cosas de este coche, lo cual no es para nada eficiente, pero al aparcar el S3 en el punto de entrega y mirar su consumo, me he llevado una grata sorpresa: ‘solo’ 12,0 l/100 km. Seguro que su consumo está homologado mucho más abajo (6,4 l/100 km), pero créeme que este ha sido sorprendente para mí, y quiero decir positivamente. No creo que esto haya sido porque el S Tronic sea capaz de desacoplarse para ir a vela al levantar en el pie del acelerador, pero ayudará al ir de viaje por autopista a que sea todavía más reducido.

¿Y el cockpit virtual?

Desde luego, si el virtual cockpit que NVIDIA desarrolló para Audi mejora la experiencia de usuario, en el S3, potencia las sensaciones a bordo y optimiza el control de todas sus funciones. En el habitáculo del S3 puedes encontrar el anagrama de la serie incluso en el tablero del sistema MMI, pero en realidad, con el tablero digital no te hace falta echar ni siquiera un vistazo a la pantalla del salpicadero, todo lo casi en la misma línea de visión que la carretera. Con sus 12,3 pulgadas y su procesador Tegra 30, su funcionamiento es óptimo en cualquier modelo, pero en el S3, además, ofrece unos gráficos que en algún momento te hacen pensar que vas conduciendo un R18 por Le Mans y, si todavía tienes querencia a lo clásico, puedes configurarlo con los dos típicos relojes a cada lado para no despistarte. El control por voz y un montón de cosas más han mejorado algo en este modelo, así como un sistema de conexión wifi para el habitáculo que viene gratis de serie por tres años, pero esas son cosas para que disfruten los que no estén al volante, tú ya tendrás las tuyas, créeme.

Texto: Vicente Cano

Lecturas recomendadas