Prueba del DS7 E-TENSE 300 4X4: un SUV equilibrado y marcado por el confort

Prueba del DS7

Conducimos el DS7 en su versión E-TENSE 300 4X4, una mecánica PHEV que dota de un rendimiento equilibrado a este SUV con aire premium. No es la opción más moderna del mercado, pero sí una de las más interesantes.

El DS7 E-TENSE 300 4x4 de esta prueba se presenta como una alternativa para los que buscan un SUV híbrido enchufable premium, pero no quieren optar por las opciones más evidentes. Se trata de un todocamino que pretende llevar la elegancia francesa a este segmento, pero ¿realmente merece la pena?

La gama de DS cuenta con diferentes modelos, pero este es su superventas. Según los datos de matriculación de mayo, se matricularon 218 unidades en el pasado mes y ya van 1.215 en lo que llevamos de año. Como referencia, hay 454 DS4 matriculados hasta la fecha en España en 2024, 259 DS3, 96 DS3 Crossback y solo 9 DS9.

No cabe duda de que los SUV son la salvación de cualquier fabricante en la actualidad, pero no todos son iguales. En el caso del DS7, lo que encontramos es todo lo que esperas en un modelo de esta firma, pero adaptado a las cualidades de un modelo de estas características.

Diseño e interior del DS7: elegancia discreta

En este caso, me acompaña una unidad en el acabado Ópera tope de gama, aunque el diseño del DS7 se presenta algo discreto. Puede que sea porque su aspecto no ha cambiado radicalmente desde 2018 o por el color Titan Grey de su carrocería, aunque nada de esto es malo. Sigue siendo un todocamino totalmente marcado por la elegancia. 

Como en otros modelos de la marca francesa, me llaman la atención los faros con iluminación Pixel LED Vision 3.0 y la luz diurna que crea una especie de cortina por los laterales del paragolpes frontal. Mientras tanto, detrás se sitúan unos pilotos LED con diseño 3D que siguen pareciéndome preciosos a día de hoy.

Junto a esto, destacan elementos como la gran parrilla frontal y el aspecto musculoso general del coche, pero no recargado. Asimismo, este es el acabado superior, de manera que se agregan toques como unas llantas de 19 con neumáticos 235/50 R19, cristales tintados, techo panorámico y varios detalles cromados por el exterior.

Siguiendo por el interior del DS7, la estampa es similar a la que ofrece, por ejemplo, un DS9. Hay un cuadro digital de 12,3” y una pantalla central de 12” que se maneja de forma correcta, así como hay mandos físicos y táctiles por el borde inferior. También hay botones para los modos de conducción, las ventanillas o los cerrojos en la consola central, junto al selector de marchas.

En líneas generales, el habitáculo es amplio y transmite calidad. El cuero reina y ofrece un tacto suave y agradable, así como se agradece la inclusión de materiales como el aluminio. La primera sensación es de lujo, pero entendido de una forma más tradicional. Incluso hay un toque clásico que me encanta: un reloj BRM analógico en el salpicadero que se despliega al arrancar el coche.

300 CV de potencia y 66 km de autonomía eléctrica

Siendo este el DS7 E-TENSE 300 4X4, se trata de la penúltima opción más prestacional que puedes comprar. Se trata de un SUV híbrido enchufable, sí, el cual combina un motor de gasolina 1.6 PureTech turbo de 200 CV y dos motores eléctricos. Hay uno delantero de 110 CV, mientras que en el eje trasero se coloca otro de 113 CV, dando un total de 300 CV.

Esto permite contar con esa tracción 4x4 que anuncia la propia denominación del coche, si bien no estamos ante un todoterreno. Se trata de un coche pensado para viajar de forma cómoda y por ello también hay elementos como una caja de cambios automática de 8 velocidades. También es así, claro, al ser un PHEV, el cual ofrece 66 kilómetros de autonomía eléctrica WLTP.

¿Cómo se conduce el DS7 E-TENSE 300 4X4?

Prueba del DS7

Como he dicho, el enfoque de este SUV es la comodidad y eso es algo que noto desde los primeros kilómetros en esta prueba del DS7 E-TENSE 300 4X4. El motor ofrece mucha suavidad y la suspensión filtra los baches a la perfección, de manera que apenas percibes algunas imperfecciones del asfalto.

Esto es así en ciudad y en carretera, incluso en el modo de conducción más deportivo, donde el tacto general se vuelve algo más duro. Por supuesto, este no es un coche deportivo, pero es en esta configuración donde puedes disfrutar de la conducción más pura mientras aprovechas unos 300 CV combinados de la mecánica PHEV que no mueven el coche nada mal.

Cuando necesitas una respuesta decidida, la mecánica responde sin problema, aunque el cambio no sea especialmente rápido. En incorporaciones y adelantamientos no tendrás problema y, durante el resto de la conducción, el coche no deja entrever una falta de potencia y se mueve con soltura en todo momento.

De hecho, a bordo hay pocas pegas que puedas sacarle al DS7. Por supuesto, si buscas un comportamiento dinámico espectacular, no es tu coche, ya que la suspensión blanda no ayuda a la estabilidad en curva y quizás la dirección no es tan comunicativa. No obstante, como coche familiar premium, cumple de maravilla.

A la comodidad de marcha se suma un sonido en el habitáculo muy limitado cuando está activo, mientras que el silencio es sepulcral al moverte en modo eléctrico. El paso entre las mecánicas apenas se nota y el consumo se ve beneficiado en ciudad, donde más actúa la mecánica eléctrica. Cuando estás sin energía, eso sí, firmarás unos 7 litros a los 100 km.

Aun así, no está mal para un coche de 4.593 mm y 1.911 kg de peso, cuya batería de 14,2 kWh puedes además cargar por completo en un par de horas. Asimismo, también puedes seleccionar el modo ‘B’ en el selector de marchas, con el que utilizas la frenada regenerativa para recuperar energía.

Prueba del DS7

De esta forma, el DS7 E-TENSE 300 4X4 puede ser un buen compañero para el día a día para quien quiera un PHEV espacioso (con 555 litros de maletero), cómodo y con un aire premium. Quizás no llegue del todo al nivel de firmas más asentadas en este terreno, pero ofrece un aire lujoso y buenas sensaciones por un precio razonable respecto de algunos rivales.

En concreto, el precio del DS7 de la prueba asciende a unos 60.100 euros, pero la versión básica diésel arranca en 40.266 euros. Mientras tanto, un Mazda CX-60 parte de 51.398 euros. ¿Y si te vas a firmas como Audi? Un Q5 arranca actualmente en 57.030 euros.

Nuestro veredicto

7.5

DS 7

DS 7 2023

Marca:

DS_0

Etiquetas: SUV, Motor