Pasar al contenido principal

Prueba: Seat Tarraco e-Hybrid, ¿una opción sensata?

Seat Tarraco e-Hybrid prueba

¿Un gasto de entre 1,6 y 2,1 l/100 km es posible? Es lo que declara. Lo comprobamos.

Está claro que los SUV no son el colmo de la eficiencia, pero en esta prueba del Seat Tarraco e-Hybrid vamos a comprobar si un todocamino híbrido enchufable tiene la lógica y el bajo consumo que aparenta. Comenzamos.

Antes de seguir adelante te confirmo que esto que te voy a contar son mis primeras impresiones sobre la versión híbrida enchufable del Seat Tarraco, ya que lo he podido conducir unos 50 kilómetros nada más durante la presentación dinámica a la prensa que ha tenido lugar en los alrededores de Madrid.

Vídeo: así es el nuevo Seat Tarraco

Para empezar, un dato importante, este es el primer SUV híbrido enchufable de Seat, porque te recuerdo que hasta ahora el Seat León es el único modelo de la marca española con este tipo de tecnología y es de esperar que en los próximos años vayan lanzando más versiones de este tipo, porque consideran que los híbridos enchufables son la puerta de entrada a la movilidad 100% eléctrica.

Y fíjate si la consideran importante, que el propio Wayne Griffiths, presidente de Seat, nos comenta: “Nuestro objetivo este año es que la versión PHEV del Tarraco acapare el 25% de las ventas de este modelo a nivel mundial”. 

¿Diseño específico para el Tarraco e-Hybrid?

La verdad es que eso es mucho decir. Se basa en el Tarraco normal y si no sacas la lupa te será difícil distinguirlo del resto de la gama. Pero sí tiene detalles propios, como la inscripción e-HYBRID en el portón y la toma de carga en la aleta delantera izquierda. 

En el interior cuenta con un pomo del cambio de nuevo diseño y este está iluminado; sin olvidar que en la pantalla principal se muestran datos específicos de esta versión híbrida, relativos al modo de conducción, el estado de carga de la batería, el consumo y la autonomía eléctrica restante.

Por cierto, está disponible sólo en versión de 5 plazas, únicamente con tracción delantera y en los niveles de acabado Xcellence y FR.

Así es el conjunto mecánico del Seat Tarraco e-Hybrid

Está equipado con dos propulsores: por un lado está un 1.4 TSI de gasolina, que entrega 150 CV; y por otro, un motor eléctrico de 85 kW (115 CV). La potencia total del conjunto es de 245 CV y el par máximo es de 400 Nm; mientras que la encargada de enviar la fuerza al eje delantero es una caja de cambios de doble embrague DSG de seis velocidades.

Seat Tarraco E-Hybrid

Monta una batería de 13 kWh de capacidad, que permite una autonomía eléctrica teórica de 49 km. Mientras que la autonomía total, sumando el motor de combustión asciende a los 730 km. Por cierto, la batería va situada en la parte trasera del coche y le resta espacio al maletero, cuya capacidad es de 610 litros, frente a los 720 litros de las versiones convencionales.

La verdad es que esperaba un empuje soberbio con semejante potencia y teniendo en cuenta que el motor eléctrico ofrece todo su potencial desde el principio, pero me he encontrado con un despliegue de potencia progresivo. Por decirlo de alguna manera es como si te acercas a un perro con cara de malas pulgas y el animalito, en lugar de ponerse a ladrar para que te mueras de miedo, te mira con ojitos tiernos y espera que le acaricies. No sé si me explico: no te deja pegado al asiento, empuja de forma constante, pero sin dejarte con la boca abierta.

No obstante, las prestaciones no están nada mal, la verdad. Acelera de 0 a 100 en 7,5 segundos y su velocidad máxima es de 205 km/h. Para qué más con un híbrido enchufable...

Prueba dinámica del Seat Tarraco PHEV

Seat Tarraco E-Hybrid

Me centro ya en las sensaciones que me ha transmitido al volante. Y en este apartado debo decir que me ha gustado mucho más, porque ofrece una gran estabilidad en curva, tiene una dirección eléctrica progresiva bastante precisa y transmite la sensación de rodar muy asentado sobre el asfalto. Eso sí, no es un coche ligero, porque pesa 1.868 kilos, y eso se nota en las inercias que se generan en las curvas. 

Por ser un poco más técnico y darte datos de esos que te permiten presumir con los amigos, te confirmo que monta una suspensión de tipo McPherson en el eje delantero y multibrazo independiente en el eje posterior.

Además, el Tarraco e-HYBRID puede contar (opcionalmente en el Xcellence y de serie en el FR) con el sistema de Control de Chasis Adaptativo (DCC), que permite variar la firmeza de los amortiguadores para lograr un mayor confort o, por contra, una mejor deportividad. Este sistema cuenta con cuatro modos seleccionables: Eco, Normal, Sport e Individual.

Y eso que te contaba de que va muy asentado tiene una fácil y lógica explicación: al contar con todos los elementos del sistema híbrido, se ha podido montar cada uno de ellos para repartir el peso de forma equilibrada entre ambos ejes. Así, además, se baja el centro de gravedad y se mejora su comportamiento. 

¿Gasta tan poco como promete?

Según Seat el gasto medio de combustible, dependiendo de las versiones, está entre 1,6 y 2,1 litros a los 100 km. Pero esto es algo que, como en todos los híbridos enchufables, sólo es posible en un banco de pruebas y durante los primeros 100 km. 

Seat Tarraco E-Hybrid

En mi caso, en esta prueba he obtenido un gasto cercano a los 3,0 litros y he recorrido unos 40 km en modo 100% eléctrico. No es tanto como promete, pero se acerca bastante.

Respecto a los tiempos de carga, al no montar una batería demasiado grande, tarda tres horas y media con un cargador de pared de 3,6 kW, o en cinco horas si se hace uso de una toma de corriente doméstica de 2,3 kW.

Modos de conducción

Dispone de distintos modos de conducción que te dan la posibilidad de optimizar el consumo y el comportamiento: e-Mode (eléctrico), Hybrid Auto, Hybrid Manual (permite utilizar el motor de combustión para cargar la batería) y S-boost, que permite utilizar ambos motores a la vez para conseguir las máximas prestaciones.

Seat Tarraco E-Hybrid

Por defecto siempre arranca en modo eléctrico, pero cuando la batería deja de estar suficientemente cargada, o si la velocidad supera los 140 km/h, se activa la hibridación. Además, el Tarraco e-HYBRID cuenta con tres niveles de frenada regenerativa.

Como es lógico, incorpora los mismos asistentes a la conducción tanto de serie como los que se ofrecen de forma opcional que el resto de la gama Tarraco. Entre ellos, como novedad, destacan  el control de crucero adaptativo, el asistente de aparcamiento automático Park Assist, el asistente de salida involuntaria de carril Lane Assist, el de frenada de emergencia Front Assist, el sistema de precolisión Pre-Crash o el asistente de vuelco Rollover Assist, por citar los más importantes. Sin olvidar el asistente de remolque Trailer Assist, que ayuda al conductor a dar marcha atrás y aparcar con un remolque.

Conclusión y precio

Por si no lo sabías, el Tarraco e-Hybrid está diseñado y desarrollado en Martorell, pero se fabrica en Wolfsburgo. 

El Tarraco e-Hybrid está disponible desde 46.370 euros (sin campañas), pero si entras en el configurador de la marca el precio es de 43.120 euros (con descuentos promocionales). Si a esto le añades el Plan Moves III, se puede quedar en 38.120 euros.

Buscador de coches

Y además