Prueba del Smart Fortwo Cabrio Electric Drive 2017: ¿Por qué menos?

El descapotable más pequeño recibe una tracción eléctrica, probamos el Smart Fortwo Cabrio Electric Drive 2017, la tercera generación de un modelo cuya marca ofrece toda su gama con tracción eléctrica

Imagen de perfil de Vicente Cano
Smart Fortwo Electric Drive Brabus
8 10

Nuestro veredicto

He venido a Ginebra para probar el Smart Fortwo Cabrio Electric Drive 2017, la tercera generación del Smart eléctrico que la marca de Mercedes lleva vendiendo desde 2007 y que desde 2009 ha sido siempre un éxito inesperado para Smart, que siempre ha tenido que producir más unidades de las previstas y que circulan por Madrid y muchas otras ciudades como servicio público de alquiler de coches por tiempo para la empresa Car2Go. En Alemania, el Smart Fortwo Electric Drive este modelo ha representado hasta el 40% de las matriculaciones de eléctricos algún año.

Todos los coches de 2017: ¡no te pierdas las novedades de este año!

Y es que tiene todo el sentido usar un coche a pilas en formato pequeño para ir a trabajar y si, además, tienes el nuevo Smart Fortwo Cabrio Electric Drive para disfrutar del sol los días que se puede, mucho mejor, para que renunciar a ello. A lo que tampoco van a renunciar sus propietarios ahora es a usar mucho más su Fortwo a pilas, ya que la nueva batería de iones de litio que equipa, de 17,6 kWh, es capaz de mover al pequeño vehículo hasta 155 km con una velocidad máxima limitada de 130 km/h y con una aceleración de 0 a 60 km/h de solo 4,9 segundos (0-100 en 11,8 segundos). Todo ello gracias a que el motor trifásico síncrono entrega ahora 82 CV.

Este equipamiento ubicado bajo el fondo del Fortwo Cabrio Electric Drive 2017 tiene dos consecuencias ya que la altura no se ve afectada en absoluto: lastra un poco su peso hasta los 1.115 kg y reduce su centro de gravedad, por lo que este Smart tiene un comportamiento bastante distinto al de sus hermanos de gama. Por suerte, ni lo anterior interfiere en la capacidad del maletero, ni tampoco la capota, que puede replegarse o extraerse por completo según le apetezca al conductor, así que el nuevo Smart eléctrico descapotable ofrece unos más que aceptables 260 litros para la carga.

Smart también ha mejorado mucho el tiempo de recarga de las baterías, que ahora pueden llenarse al 80% en 6 horas con un enchufe doméstico y en 3,5 en un muro de carga o punto público. Desde la primavera de 2018 habrá disponible como opción un adaptador para carga rápida a 22 kW con el que el tiempo para llenar las baterías hasta el 80% se reduce hasta los 45 minutos. Otra novedad es la función Eco, con la que la velocidad y aceleración se reducen más, pero se activa un radar situado en el frontal que detecta los vehículos a distancia para llevar a cabo una frenada de recuperación predictiva con el set-up de la frenada regenerativa al máximo de intensidad, lo que puede llevar a incrementar bastante la autonomía si el perfil de rodaje es el adecuado.  

Esta función se desactiva completamente si pisas el pedal del acelerador a fondo. Además, desde la primavera de 2018 el Smart Fortwo Cabrio eléctrico estará disponible con un adaptador para carga rápida a 22 kW opcional con el que el tiempo para llenar las baterías hasta el 80% se reduce hasta los 45 minutos. No está mal para una marca que hace 10 años no sabía lo que era el litio y ahora gracias a su empresa de baterías AccuMOTIVE se está convirtiendo en uno de los expertos del automóvil, como su socio Renault, que se encarga de producir en Cleòn los motores y electrónica de potencia integrados en los tres modelos eléctricos de Smart.
 

El nuevo Fortwo Cabrio Electric Drive dispone también de una conectividad al nivel de un coche de Daimler que te ofrece una experiencia completa cuando sales del vehículo gracias a la app Smart Control, mediante la que se pueden ver la información del coche o activar su preclimatización, que ahora puede ser programada y tiene memoria. No me ha hecho mucha gracia saber que la función de aviso acústico a los peatones a baja velocidad será opcional, lo cual considero un equipamiento de seguridad básico en estos modelos. El precio del nuevo Fortwo Cabrio Electric Drive para España es de 26.730 euros y la marca incluye además el sumistro de energía con Endesa.

Por lo menos, tras conducir el Smart Fortwo Cabrio Electric Drive 2017 me he aproximado mucho a su consumo homologado, 130 Wh/km. En mi caso han sido 160 Wh/km a pesar de que no he hecho una conducción eficiente y no he quitado el aire acondicionado en ningún momento y en el exterior hacía 35 grados. En el modo Eco, la retención ayuda mucho a recuperar energía y la retención es similar a la de un BMW i3. Me ha encantado la dinámica de este coche por su sensación de seguridad que aporta ya que, a pesar de ser un tracción trasera y tener 82 CV, al acelerar la dirección no pierde precisión ni sensaciones y, por lo demás, maniobrar con él por ciudad es una verdadera delicia.

Lecturas recomendadas