Clarkson y May (quizá) no habrían sobrevivido al accidente de Richard Hammond con el Rimac

El fundador de la marca señala algunos aspectos sorprendentes relacionados con el incidente.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Richard Hammond, nuestro ex-compañero y ex-presentador de Top Gear (los actuales son otros, pero con un gusto también exquisito: mira su garaje soñado), lo volvió a hacer. De nuevo se vio envuelto en un siniestro bastante escalofriante; lo tienes en el vídeo sobre estas líneas. En esta ocasión, se trata de un accidente con un Rimac Concept_One, un coche que cuesta casi 1 millón de euros. Nos alegra decir que Hammond está bien, como confirman nuestros amigos de Carscoops.

El presentador estaba filmando un episodio de ‘The Grand Tour’, el nuevo-ya-no-tan-nuevo programa de televisión de Jeremy Clarkson, James May y el propio Hammond, en Suiza. Participaba en la Subida a Hemberg, por lo que la carretera se encontraba cerrada al tráfico para la celebración de la prueba. Al parecer, y por razones que aún se desconocen, perdió el control de este superdeportivo eléctrico. Por suerte, logró salir del vehículo de 1.240 CV sin heridas graves (aunque se ha fracturado una rodilla) y justo antes de que el automóvil estallase en llamas. 

Los 7 coches eléctricos que más tardarán en dejarte tirado.

Aquí es donde la FIA entra en acción. Según Carthrottle, el organismo que regula los deportes de motor ha pedido a la federación suiza que explique las circunstancias en las que se produjo el accidente de Richard Hammond (quizá le baste con leer el párrafo anterior. Lo dudamos, pero queríamos echar una mano). A lo mejor, lo que la entidad quiere desentrañar es por qué el siniestro tuvo lugar después de cruzar la línea de meta (aunque se estaban celebrando tantas de exhibición, no la carrera) y por qué Hammond seguía pisando el acelerador en ese punto.

La FIA considera que este incidente “mancha la reputación de los deportes de motor en general y de las subidas de montaña en particular, por lo que demanda una opinión a Auto Sport Schweiz (la mencionada federación suiza)”. Asimismo, habla de “iniciar procedimientos disciplinarios”. Ups.

Pero también Rimac tiene algo que decir al respecto, señalan en Carbuzz. El fundador de la empresa croata, Mate Rimac, ha escrito en su Facebook: el coche "voló 300 metros de forma horizontal y cayó desde una altura de 100. Después del primer vuelo, aterrizó en una carretera de asfalto situada 10 metros por debajo del lugar en el que empezó el incendio. No sé a qué velocidad iba, aunque no puedo creer las tonterías que han escrito las personas que no conocen el tema o están ciegas o intentan hacer daño", añade. Puede que la compañía aún esté intentando recopilar más información sobre el siniestro, pero la seguridad del Concept_One es innegable; resulta increíble que no explotase simplemente con el impacto.

Como recordarás, no se trata del primer accidente de Hammond, que ya ha chocado en otras ocasiones. En una de ellas, en 2006, estuvo dos semanas en coma. En el siniestro que tuvo lugar en Mozambique… se rió. Humor no le falta, desde luego. Cierto, esta profesión tiene sus riesgos. Pero unos los buscan con más ganas que otros…

Hablando de esto, una fuente cercana a la producción del programa ha revelado al periodista Will Dron, de The Sunday Times, que Clarkson o May probablemente no habrían sobrevivido al impacto... debido a su altura, recogen en Carbuzz. Especulando (ya sabes cómo son estas cosas. No entendemos muy bien por qué se trata un tema tan morboso y, sobre todo, que NO HA PASADO, pero es así), se dice que es probable que su cabeza hubiera golpeado contra algún elemento del coche y hubieran quedado inconscientes mientras el Rimac daba vueltas. Hammond tuvo el suficiente espacio para, cabeza abajo, quedar colgando de los cinturones. CIN-TU-RO-NES. Ajá.

Lecturas recomendadas