Pasar al contenido principal

¿Qué comprar por el precio del BMW M2 Competition?

BMW M2 Competition
3 alternativas para todo tipo de perfil.

El precio del BMW M2 Competition es de 75.450 euros y la verdad es que es uno de los coches deportivos más emocionantes del mercado. BMW se ha sacado de la manga un coupé compacto que recupera toda la esencia de los deportivos clásicos como el M3 E30: cambio manual, tracción trasera y un seis cilindros explosivo. Sin duda es un coche emocionante a más no poder, pero hoy te voy a hablar de alternativas por el precio del BMW M2 Competition, 3 coches que tienen poco que ver entre ellos pero que resultan también opciones muy interesantes y recomendables. ¡Ahí van!

Audi RSQ3 Sportback

Audi RSQ3 Sportback

Lo mejor del BMW M2 Competition es su relación entre diversión y practicidad. Es radical, emocionante y salvaje como un superdeportivo, pero con todo lo bueno de un coche compacto: cuatro plazas, un maletero decente y unas formas que le permiten desenvolverse bien en cualquier situación. Si los elementos prácticos del M2 es lo que más necesitas, ¿qué tal un SUV deportivo?

El Audi RSQ3 Sportback no será tan emocionante a sus mandos, pero ojo porque tiene muchas cosas buenas. Para empezar, su motor es maravilloso: un cinco cilindros en línea turbo de 400 CV y 480 Nm de par. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, apenas una décima de segundo más lento que el M2 Competition. Su diseño coupé es súper atractivo, tiene más de 600 litros de maletero y la calidad general y tecnología en su interior es alucinante. ¡Ojo porque es un cacharro muy serio! Algo menos deportivo pero mucho más práctico.

Mercedes E350 Cabrio

lujo descapotable burdeos

A ti esto de correr e ir de tandas no te va mucho, prefieres un coche de lujo más clásico, muy disfrutable pero de otra manera. El Mercedes E350 Cabrio es un buen ejemplo: un descapotable de cuatro plazas con una calidad espectacular en su interior, un diseño elegante y deportivo y un motor que es potente y eficiente a partes iguales.

Bajo el capó encontramos un pequeño motor de cuatro cilindros y dos litros con turbo, capaz de desarrollar 300 CV. Además, cuenta con un sistema micro-híbrido de 48 voltios que le permite lucir la etiqueta ECO de la DGT, con lo que podrás evitar las restricciones de tráfico en el interior de las grandes ciudades. Este Mercedes acelera de cero a cien en 6,1 segundos, alcanza los 250 km/h y todo con un consumo medio real que ronda los 8 litros. Ah, ¿su precio? 74.199 euros.

Lotus Elise Cup 250

deportivos ligeros coche radical altas prestaciones

Te he dejado dos opciones completamente diferentes al BMW M2 Competition: un SUV casi tan deportivo, casi tan rápido y mucho más práctico. Y un Mercedes descapotable más relajado pero con el que también se puede disfrutar y mucho, pero de otras cosas, como del lujo, el refinamiento o el cielo como techo.

Ahora me voy al extremo más deportivo: por el precio del BMW M2 Competition te puedes comprar un Lotus Elise Cup 250, una especie de kart con matrícula que es una catarata de sensaciones y emociones al volante. No tiene nada de práctico: dos plazas pequeñas y un maletero que brilla por su ausencia. No necesita más que un pequeño cuatro cilindros de 250 CV para ser el más rápido, con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,3 segundos.

La clave de todo es su peso: ¡solo 884 kilos! Las sensaciones son súper deportivas y emocionantes, un bólido que pone los pelos de punta. Además, tiene otra cosa buena: su consumo es bastante bueno, por debajo de los 8 litros. Un coche radical para los que quieren priorizar las sensaciones y la deportividad por encima de la practicidad o el refinamiento.

Como es habitual, en el término medio suele estar el éxito. Por eso yo creo que el BMW M2 Competition es la mejor opción: sensaciones súper deportivas y ciertos elementos prácticos para sobrevivir en el día a día. ¡Incluso es buen coche para viajar! Lo tiene todo y por eso nos gusta tanto.

Y además