¿Qué hay bajo la carrocería del Bugatti Bolide?

Bugatti Bolide

El Bugatti Bolide es una de las creaciones más espectaculares de la firma de hiperdeportivos, pero ¿sabes todo lo que hay más allá de su sorprendente estética y rendimiento? Estas son algunas de sus claves.

Los coches actuales son extremadamente avanzados y complejos, pero cuando hablamos de hiperdeportivos de circuito, esos son adjetivos que se quedan muy cortos. Un ejemplo lo tenemos en el espectacular Bugatti Bolide, el arma de Molsheim para la pista que conocimos allá por 2020. Esto es lo que hay bajo su carrocería.

No es un secreto que cualquier modelo de Bugatti esconde una cantidad de ingeniería asombrosa. Eso es lo que permite que se trate de vehículos con un rendimiento excepcional y un precio que muy pocas personas en el mundo se pueden permitir. Sin embargo, el Bugatti Bolide se encuentra en otra liga y aquí tienes varios ejemplos.

Chasis de carbono

Bugatti Bolide

Uno de los elementos clave de este modelo es su chasis monocasco de carbono, completamente nuevo y configurado de acuerdo a las normas de seguridad de la FIA para coches LMH y LMDh. ¿Qué quiere decir esto? Que ha soportado 7,5 toneladas en el pilar A con una deflexión máxima de 50 mm. Sin duda, un chasis sorprendente que además contiene el motor y la transmisión.

Carga aerodinámica

Bugatti Bolide

Basta con echar un vistazo a la carrocería del Bolide para saber que la aerodinámica se ha trabajado mucho en su desarrollo, aunque desde la marca señalan que podrían haber ido más allá. No obstante, decidieron prescindir de la aerodinámica activa y quedarse con una serie de soluciones que crean 1.000 kg de carga aerodinámica delante y 2.000 kg en la trasera a máxima velocidad.

Transmisión

Bugatti Bolide

La misma caja de cambios de doble embrague y siete relaciones del Bugatti Chiron se encuentra en el Bolide, pero no es exactamente igual. Si bien en el hiperdeportivo de calle puede funcionar como un cambio automático convencional, en este modelo se opera de forma manual, mediante las levas situadas en el volante. Cambiará solo, eso sí, al alcanzar el limitador de revoluciones.

Motor

Bugatti Bolide

El corazón de la bestia y la especialidad de Bugatti: un motor W16 de 8 litros con cuatro turbos que rinde 1.850 CV y 1.850 Nm de par. Es capaz de superar las 7.100 revoluciones y entrega el par máximo a 4.000 rpm, ya que el sistema de turbo secuencial se ha eliminado para rebajar el peso.

Launch Control

Bugatti Bolide

Si paras el coche por completo, pisas el freno y aprietas el botón ‘LC’ del volante tendrás una experiencia difícil de igualar. Bastará con pisar el acelerador a fondo para alcanzar los 100 km/h en 2,17 segundos. Será una terrorífica inyección de adrenalina que no te dejará indiferente.

Frenos

Bugatti Bolide

Por supuesto, un hiperdeportivo como el Bugatti Bolide es capaz de alcanzar velocidades astronómicas, pero también es conveniente tener unos frenos adecuados si no te seduce la idea de acabar aplastado como una tortita en la primera curva… Por ello, monta frenos de carbono Brembo con pinzas de ocho pistones y discos de 390 mm que se combinan con un ABS de cinco etapas.

Suspensión

Bugatti Bolide

La suspensión del Bolide es de tipo push rod. Utiliza amortiguadores horizontales y cuenta con elementos de titanio impresos en 3D y extremadamente ligeros, pero puede soportar hasta 3,5 toneladas por su peculiar estructura interna. No hace falta ser un experto para darse cuenta de que es una locura.

Peso

Bugatti Bolide

Vale, los Bugatti de calle son muy potentes y rápidos, pero no los clasificaríamos entre los coches más ligeros del planeta. No obstante, en el caso de este modelo, la cosa cambia. Pesa 1.450 kg en seco y unos 1.600 kg con todos los fluidos, correspondiendo unos 600 kg a la mecánica. Sin duda, es más liviano que muchos coches modernos y que casi cualquier eléctrico…

Rendimiento

Bugatti Bolide

La velocidad máxima del Bolide es de 379 km/h en configuración de baja carga aerodinámica y se queda en 365 km/h con la mayor carga aerodinámica. Eso sí, alcanza los 100 km/h desde parado en 2,17 segundos, los 200 km/h en 4,36 segundos y los 300 km/h en 7,37 segundos…

Ruedas

Bugatti Bolide

El punto de contacto de este hiperdeportivo de circuito con el suelo son unos neumáticos slick Michelin Pilot Sport en el eje delantero, mientras que el trasero recibe unos slicks específicos para coches LMDh de 340 mm que deben pedirse a través de Bugatti. En ambos ejes, eso sí, estas gomas envuelven unas llantas BBS de aluminio de 18 pulgadas.

Entrenamiento

Bugatti Bolide

Por supuesto, un coche como este no se conduce como cualquier otro. Por ello, cada dueño recibe con el coche un entrenamiento por parte del piloto de pruebas Andy Wallace y acceso a dos ‘track days’ al año. Uno de ellos se realiza en Paul Ricard, pero también puedes conducir en tu circuito cuando quieras y sin un equipo de apoyo. Esto, bajo tu responsabilidad, claro.

Sonido

Bugatti Bolide

Como no hablamos de un modelo de calle, aquí no hay filtros antipartículas o catalizadores que reduzcan los decibelios del motor. Es en este vehículo donde podrás escuchar el icónico W16 de la marca del Grupo Volkswagen sin aditivos, algo que te aconsejamos encarecidamente hacer cuanto antes.