Tres motivos por los que nos enamora el BMW M2 CS

Una joya que será muy preciada con el paso del tiempo.

El BMW M2 CS 2020 es uno de esos coches que cautiva y que sabes que difícilmente se vuelvan a repetir. Uno de esos coches deportivos que te enamoran y que provoca que te tires de los pelos por no tener una cuenta corriente con muchos ceros. Sí, es rápido y potente, pero el BMW M2 CS nos enamora también por otras cosas, por su manera de ser, por su planteamiento, por lo que evoca. Un coche pensado para hacer disfrutar de la conducción más auténtica. Aquí te dejo tres motivos por las que nos enamora el BMW M2 CS.

Motor y comportamiento

BMW M2 CS 2020

No hay duda que el primer motivo por el que nos enamora el BMW M2 CS es su comportamiento y el motor. El BMW M2 Competition fue el primero en montar el motor S55 de BMW, aunque en su versión menos potente, con 410 CV. Hoy el M2 recibe exactamente el mismo motor del BMW M4 Compeition, con 450 CV y una rabia absolutamente espectacular. Este motor, en combinación con un chasis más corto y un peso más contenido hace del BMW M2 CS un coche absolutamente brutal. Posibilidad de cambio manual y una experiencia muy racing y puramente emocional. Un BMW que pasará a formar parte de la historia más dorada de la marca alemana.

Deportividad distinguida

BMW M2 CS 2020

Sí, no diré que el BMW M2 CS sea un coche discreto, pero no hay duda que estamos ante un coche sumamente emocional y que no te obliga a renunciar a ciertos elementos útiles en el día a día, como por ejemplo plazas traseras o un maletero decente. Además, su estética tampoco es tan llamativa como la de otros coches deportivos como un Nissan GT-R o un Porsche 911. Es una estética muy racing al más puro estilo alemán, detalles espectaculares como las llantas, las aplicaciones de fibra de carbono o la cuádruple salida de escape para dotar al seis cilindros de una melodía espectacular.

Exclusividad

BMW M2 CS 2020

Creo que una de las claves del BMW M2 CS respecto al resto de variantes del BMW M2 será el factor de la exclusividad. El M2 CS se producirá en edición limitada a 2.200 unidades. Sí, son muchos coches, por lo que tampoco se convertirá en un Unicornio, pero sí será un coche especial y eso sin duda le dará un carácter todavía mucho más deseable. Los pequeños toques estéticos aquí y allá, el motor más salvaje y contundente, el comportamiento más deportivo y una producción limitada son todos los ingredientes para concebir un nuevo mito. Un coche absolutamente deseable para todos aquellos que tienen gasolina 98 en el interior de sus venas.

Y además