Pasar al contenido principal

Las 15 versiones más raras del Seat 600

600 Jolly

Nunca está todo dicho de un clásico... ¡Ni siquiera, del 'Seiscientos'!

La primera vez que fui a Liverpool, descubrí con gran revuelo y jolgorio que hasta de un fenómeno histórico, cultural y universal como The Beatles no estaba todo ni mucho menos escrito, porque seguía habiendo muchísimas cosas que se salían de lo que todo el mundo conocía. ¿Entonces? ¿Aún quedan temas por investigar? ¿Incluso del utilitario más famoso de todos los tiempos a este lado de los Pirineos? Pues sí, amigos, llevo años encontrando anécdotas y curiosidades. Y hoy, por ejemplo, las 15 versiones más raras del Seat 600... con toooodos sus matices. 

El Seat 600 cumple 60 años

Y si no te gusta o no estés de acuerdo, no me rajes las ruedas del mío, por fa, sino que te animo a que nos escribas y nos cuentes lo que quieras, que entre tanto confinamiento, estamos faltos de calor humano, abrazos y achuchones (según corresponda). Pero al menos ten en cuenta que este es uno de los clásicos de los que sé 'un poquito', porque en casa siempre hubo uno, actualmente tengo un Seat 600 E del 73 en el garaje, tuve un 600 D, llevo escribiendo con todo el cariño sobre el 'Pelotilla' desde que el mundo es mundo... y he conducido todas las generaciones que han existido, incluidas algunas unidades raras-raras. 

Pero también te advierto de que sobre un clásico nunca está todo dicho ni hay verdades absolutas. E incluso los amigos de la nave A-122 de Seat, que custodian la admirable colección de la marca contra viento, incendios (en sentido literal) y marea, siguen descubriendo cosas nuevas dentro y fuera de sus archivos. Así que no esperes que hoy, aquí, inventemos la rueda, ni la pólvora ni un 'Seiscientos' atómico. Es más: algunos de los integrantes de nuestra lista están firmados por Seat, pero también por Fiat, sin ir más lejos. Y por Serra. Y por Costa. Y por Siata...

1 El prototipo

Prototipo Fiat 600
Prototipo del Fiat 600, en Mirafiori (Italia)

Claro, para 600, rarunos, pues sí, el prototipo, el único, el genuino, el origina, el, el... No quiero parecer José Luis Moreno en una interminable presentación de 'Noche de Fiesta', pero es que, para fiestas, las que le hice yo a este primer 'Seiscientos', de 1955. 

Prototipo Fiat 600

Me lo encontré en la antigua fábrica de Mirafiori, en Italia, donde Fiat lo guarda como oro en paño junto a muchos otros de sus clásicos, en el Fiat Heritage. Había un sinfín de joyitas, pero como te puedes imaginar, me quedé la mayor parte del tiempo con esta. Y como curiosidad te diré que este primer concept del 600 llevaba un motor trasero procedente de cilindros opuestos y refrigerado por aire como el que luego montaríaa el Fiat 500. Por dentro era aún más sencillote que el 600 que veríamos dos años después en España. 

2 Seat 600 Descapotable

Seat 600 Descapotable

Ajajá... Sí, este lo hubo aquí y fabricado por Seat bajo licencia Fiat, sólo que lo incluimos como una de las 15 versiones más raras del Seat 600 porque apenas quedan y ya entonces resultaba una especie de rareza dentro de la popularidad del modelo.  

El Seat 600 Descapotable en realidad tenía sólo practicable y de forma manual la parte central del techo, probablemente, porque su carrocería monocasco habría perdido gran parte de su rigidez estructural y sus posibles soluciones de estanqueidad habrían disparado los costes. De hecho, a pesar de todos los proyectos habidos y por haber (Tango, Salsa, Ibiza, Córdoba), lo cierto es que en toda su historia Seat sólo ha fabricado en serie el Seat 850 Sport (Spider), de 1970 a 1972.

Como nota curiosa, te diré que un truco para no eternizarte en las listas de espera que tenían al principio los 600 nuevos era pedir uno Descapotable, puesto que había mucha menos demanda... y oye, esta versión le daba un toque de lo más mediterráneo. 

3 600 Jolly

Aunque para playero, playero, la versión Jolly (foto principal de este artículo), que estaba basado en el Fiat 600 ¡y tenía hasta toldo! Se le había quitado el techo y no tenia puertas, sino que unas cadenitas hacían una mínima y divertida función de 'cerramiento' (así que nos olvidamos de aquello de la rigidez estructural que te comentaba en el punto anterior). 

Por suerte o por desgracia, nunca tuvo su réplica en Seat y apenas se pudo ver alguno en España, ni siquiera en los alegres y ya míticos años del desarrollo, el turismo y 'las suecas'.

4 600 Jungla

Fiat 600 Savio Jungla

Si el Jolly era el más playero, el 600 Jungla quizás fue el más campero. O el más SUV, si en aquella época alguien hubiera registrado el término y hoy, además de visionario, se habría 'forrado'. 

Lo cierto es que esta versión estaba carrozada de tal manera que alojaba unas ruedas mucho más grandes y propicias para circular fuera del asfalto, al tiempo que las redondeadas y características formas del utilitario dejaban paso a un festival de aristas más propio del VW Kubelwagen que de cualquier Dune Buggy derivado del VW 'Escarabajo'

Quizás el 600 Jungla no se cotice hoy tanto como estos dos últimos, pero los precios van en aumento porque es un raro y divertido objeto, (digo 600) de deseo. Y por cierto, compartió características con el Rany, una transformación igual de playera pero mucho más rara aún, de faros rectangulares y dudoso gusto estético.  

5 600 Multipla

Fiat 600 Multipla

Se llegó a ver en España en la Feria de Muestras de Barcelona y en forma de taxi de esa ciudad, pintado de negro y amarillo. Sin embargo, el Seat 600 Multipla nunca llegó a la cadena de producción de Zona Franca, tal y como soñaban algunos españolitos con familia numerosa -muy abundantes por aquel entonces-. 

Así que este ¿primer? monovolumen sólo fue producido en Italia por Fiat y siempre es uno de los candidatos a pionero en este segmento, junto al Renault Espace y el Chrysler Voyager (salvando todas las distancias -y no sólo entre ejes-). 

6 Seat 600 4p (Seat 800)

Seat 800 4 puertas

Así que si no querías importar un Fiat 600 Multipla, con las dificultades logísticas y económicas que ello suponía, pronto podrías 'conformarte' con algo más de espacio real para las piernas de todos (y accesibilidad para la suegra) con un Seat 800

Esta en esta lista de las 15 versiones más raras del Seat 600 porque en realidad, a pesar de su denominación comercial, era un 600 D cortado (literalmente), alargado unos centímetros y dotado de dos puertas traseras que lo hacían bastante más confortable y práctico -doy fe-. Se vio lo suyo por la calle, sí, pero en una proporción mucho menor que el resto de los 600 2p. Y al contrario que Multipla o el Jolly, el 800 fue un 'invento' genuinamente español que nunca tuvo su réplica en Fiat. 

7 Seat 600 Comercial

Seat 600 Comercial

Del ocio al negocio se pasaba con el Seat 600 Comercial, otra de las pruebas fehacientes para demostrarle a tu cuñado que un 600 normalito no era lo más parco en detalles del planeta Tierra, por la sencilla razón de que había una versión destinada a los verdaderos currantes. 

Este Pelotilla, prescindía de las lunas laterales posteriores y de la banqueta trasera, con el fin de ganar todo el espacio posible para la carga. La pega es que como la carrocería no variaba, para acceder a ese nuevo maletero XXL te veías obligado igualmente a hacerlo por las dos únicas puertas de delante y a abatir los asientos. Tampoco nos consta que se pudiera pedir con más potencia... 

8 Seat 600 Formichetta

Seat 600 Formichetta

La solución para la lumbalgia en realidad la brindaba el Seat 600 Formichetta, que sí que tenía una caja propiamente dicha construida por el carrocero Costa.

Así, además de ganar aún más capacidad, permitía cargar y descargar por un portón trasero elevado a mayor altura que el motor, lo que no era el colmo de la comodidad, pero sí un gran avance. 

9 Siata 40/Ebro

Ahora bien: el 600 más 'estirado' para tareas comerciales en realidad fue la furgoneta derivada que ves aquí y que construyeron Siata y Ebro

Como ves en la publicidad de la época, al fabricante no le dolían prendas en reconocer sus escasas prestaciones mecánicas, a cambio, eso sí, de un precio más contenido, una mayor manejabilidad... Y, en fin, que era algo ideal para repartidores previsores que se tomaran la vida "con muuuucha tranquilidad". 

10 Siata Tarraco

Siata Tarraco

Volviendo al concepto de utilitario, cabe recordar que hasta en los segmentos más masivos como el del 600, siempre ha habido 'clases' y ganas de cierta distinción para quien pudiera costearse la diferencia. 

Así que en estos años, Siata recogió el guante también en esto y construyó un elegante sedán para ese público que demandaba algo más de exclusividad y refinamiento. Curiosamente, debido a que la fábrica se hallaba en Tarragona, el nombre final de entonces es hoy muy conocido gracias al Seat Tarraco. ¿Sigues creyendo en las casualidades?  

11 600 Gabor

Seat 600 Gabor

Seguimos para bingo en cuanto a creaciones resultonas a partir de algo tan modesto como un 600. 

Uno de los mejores ejemplos es esta 'fantasía' firmada por Carrocerías Galobart: un ostentoso coupé con carrocería de vidrio y formas imposibles, en los que, según reza la publicidad que hemos encontrado, se presumía de haberlo dotado también de asientos y "visión panorámica" propios sobre un "auto bastidor Seat".    

12 Seat 750 Sport

También hubo un verdadero y elegante descapotable que recordaba y mucho a las elegantes formas de aquellos Fiat 1400 y 1500 cabrio, pero en formato muchísimo más reducido. 

Toda una rareza cuyas formas puedes ver con detalle pinchando aquí.  

13 600 Milton

Seat 600 Milton

Y también a cielo abierto pero con un carácter mucho más 'roadster', tenemos un precioso ejemplar con faros carenados (como el primer Fiat 850 Spider -cuyas ópticas cambiaron enseguida para cumplir la homologación estadounidense). 

Hubo muy pocos ejemplares y nunca entenderemos del todo cómo todo el glamour y el refinamiento inicial se les olvidó a la hora de instalar sobre el capó semejantes bisagras. Pero tú también lo tendrías en el garaje si se pusiera uno a tiro, ¿verdad? E incluso en el salón de casa, ¡porque no será por tamaño! 

14 600 Serra Roadster

Seat 600 Serra

El prestigiosísimo -y no siempre tan conocido como debiera- Pedro Serra también 'metió mano' al utilitario español. 

Y como ves, el resultado de este carrocero fue de lo más bonito y singular, un roadster en formato de bolsillo que sólo pretendía ser un canto a la estética y animar un poco las carreteras de aquellos años. 

15 Seat 600 L Especial 'Extras'

Seat 600 L Especial Extras

Y acabamos esta atrevida y no menos comentada -seguro- lista de las 15 versiones más raras del Seat 600 con el Seat 600 L Especial 'Extras', porque fue un intento de rizar el rizo para dar salida a los últimos coletazos de modelo, desde 1972 a 1973. 

En realidad, el 600 L (que Seat nos confirma que sólo se llamó así en la presentación) se empezó a comercial como L Especial y convivió hasta el fin de la producción con el 600 E. Para diferenciarse de este último, tenía la cara interior del techo y el frontal del salpicadero forrado en escay negro, a juego con el volante, el cuadro (que además, marcaba 140 km/h) y el mueble portaobjetos de plástico sobre el túnel de transmisión. Exteriormente, tenía un logo frontal rectangular y tras las ventanillas traseras

Pero si el Especial ya era ídem de por si (con todo eso y un motor algo más potente -28 CV- dotado de alternador y un colector de cuatro salidas independientes hacia el escape) , había un acabado 'Extras', que venía con asientos reclinables, una tapicería diferente y luneta térmica

A esta exclusiva partida pertenece la unidad que ves aquí, que encima es la penúltima de 600 que se fabricó y la última que se conserva. Nunca fue matriculada y actualmente sigue perteneciendo a la colección de Coches Históricos de Seat.   

 

Y además

Nuestros mejores vídeos