Los 5 coches más divertidos con menos de 150 CV

Coches divertidos con menos de 150 CV

Si apuestas todo por la potencia, podrías estar equivocado... 

Estos cinco coches divertidos con menos de 150 CV son el ejemplo perfecto de que no necesitas mucha potencia para disfrutar como un niño. Damos fe de ello, porque nosotros lo hemos comprobado en más de una ocasión...

Así fue el primer coche de Mazda: poca potencia y poco peso

Según la sabiduría popular, los 150 CV son la barrera que separa la diversión del hastío. Porque por 200 CV puedes encontrar muchas opciones serias, como el Renault Clio 200, el Volkswagen Golf GTI MkV o el combo Subaru BRZ-Toyota GT86.

Pero, ¿qué coches encuentras por menos de 150 CV? -aparentemente, la mitad de potencia de lo que necesita un compacto deportivo para ser considerado como tal o un cuarto de potencia de una berlina de alto rendimiento-, ¿es posible disfrutar de grandes sensaciones? Sigue leyendo... 

Mazda MX-5

Coches divertidos de menos 150 CV

Si hay un coche divertido con menos de 150 CV ese es, sin duda, el Mazda MX-5. También está disponible con opciones más potentes, pero el modelo de acceso a gama, con un motor de cuatro cilindros y 1.5 litros atmosférico con 132 CV, es brillante. Es el más barato de la gama y defensor de la conducción por placer. Además es más ligero y eficiente... así que además no tendrás que preocuparte de las altas facturas de combustible o del daño que le estás haciendo al planeta. 

Fiat Panda 100

Coches divertidos de menos 150 CV

Supongo que un buen porcentaje de la población da al Fiat Panda el afecto que se merece, pero por si acaso, vamos a recordarlo. El Panda 100 tiene... 100 CV. Y eso es bastante menos de 150 CV. Pero es un coche realmente entretenido, ya que hay que tener en cuenta que esa potencia mueve un coche que pesa menos de una tonelada, a su motor de 1.4 litros y 16 válvulas le encanta que le aceleren y su suspensión más baja y rígida está brillantemente configurada para las curvas, considerando los orígenes urbanos de este coche.

Caterham Seven

Coches divertidos de menos 150 CV

Aunque no se parecen en nada, comparten esencia, ya que el Caterham Seven es como el Fiat Panda 100: ligero y simple. El Seven 270 ofrece 136 CV, pero pesa 500 kg... así que su relación peso/potencia es de 273 CV por tonelada. Para que lo pongas en perspectiva, un Mercedes-AMG E63 S, con 612 CV y algo más de dos toneladas de peso tiene una relación de 300 CV por tonelada; un Porsche 911 Carrera S, con 456 CV de potencia y 1.590 kg, ofrece 283 CV por tonelada. Pero eso no es todo; el Caterham Seven 270 completa el 0 a 100 km/h en cinco segundos y alcanza una velocidad máxima de 196 km/h. Pero la velocidad tampoco marca la diferencia -un avión vuela a 800 km/h y si vuelas hasta Australia comprobarás lo aburrido que puede ser-; la diversión de este deportivo llega como en el MX-5, por pura implicación. 

Ford Puma

Coches divertidos de menos 150 CV

No hablamos del SUV compacto, hablamos del Ford Puma original, el coupé que se convirtió en 'coche del año' para Top Gear en 1997. En especial, nos gusta el Ford Puma Racing, aunque se pasé en 3 CV del límite que establecimos a la hora de buscar candidatos para esta lista. Gracias a la suspensión Ford Racing y los frenos Alcon, se convertía en una máquina muy seria capaz de rodar a velocidades capaces de invocar a la policía. 

Suzuki Jimny

Coches divertidos de menos 150 CV

No podíamos olvidarnos del Suzuki Jimny en esta lista de coches divertidos con menos de 150 CV. Con su aerodinámica inspirada en la de un contenedor y sus 100 CV, suficientes para hacerlo 'volar' a una velocidad de 112 km/h (para entonces, ya estarás rodando a 4.000 rpm) no juegan a favor... Sin embargo, es un coche urbano perfecto -diminuto y con una suspensión suave preparada para la conducción off-road-. Y fuera del asfalto será realmente eficaz y emocionante. Además, es tan rudo que conseguirá que te involucres de la misma manera que con un MX-5.