Los tres 'epic fail' más sonados de Tesla

Pero oye, ¡lo han llevado con mucha dignidad!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Tesla Model 3

Han sido unos cuantos 'epic fail' de Tesla desde que la compañía empezara a lanzar coches al mercado de manera seria y además, bastante sonados; así que claro, todo el mundo ha prestado más atención a lo que Tesla hacía o dejaba de hacer para solventar esos pequeños imprevistos... bueno, realmente, algunos de ellos no han sido tan pequeños y bastante graves. 

No te pierdas: Todo lo que debes saber sobre los cargadores Ionity

Además, mientras la compañía les hacía frente, también tenía que trabajar duro por resolver problemas internos tales como la falta de ritmo de producción o ciertos problemas de solvencia económica. No han sido tiempos fáciles para ellos, desde luego; sin embargo, hay que decir que a pesar de los 'epic fail', la confianza en ellos tampoco se ha visto excesivamente perjudicada.

De hecho, Tesla pretende acabar 2019 con cerca de 400.000 unidades producidas, según ha publicado el propio Elon Musk en su cuenta de Twitter; de momento, sabemos que en el tercer trimestre ha conseguido un nuevo récord con 97.000 entregas.

'Epic fail' número 1: sin batería en el momento menos oportuno

Tesla Model S policía

La policía de Fremont, en Los Ángeles (EEUU), tiene varios Tesla Model S como coches patrulla. El pasado mes de septiembre, durante una persecución policial con uno de ellos, los agentes se quedaron sin autonomía cuando empezaron a exigirle más en la autopista para poder alcanzar al malhechor... así que tuvieron que pedir refuerzos para lograrlo. Es cierto que el Model S solo tenía un 40% de su batería disponible antes de que empezara la escena, pero eso deja claro que su potencial se puede ver limitado en ciertas ocasiones. Bueno, en realidad, como la mayoría de los coches eléctricos.

'Epic fail' número 2: La cosa está que arde...

Este mismo año se encendían todas las alarmas al conocer que un Tesla Model S había explotado en un aparcamiento de Shanghái (China), al parecer sin motivo aparente. Un humo blanco empezó a salir de los bajos de la berlina eléctrica y de repente, se produjo la explosión. Ellos dijeron que la causa fue un fallo en un nódulo de la batería y por tanto, dijeron que era responsabilidad de Panasonic... pero lo cierto es que no ha sido el único Model S que ha acabado en llamas. 

'Epic fail' número 3: un asunto serio y mortal

La situación más seria para Tesla han sido varios accidentes mortales producidos con el Autopilot activado; es cierto que se trata de un sistema de conducción semiautónoma y que, por tanto, en todo el momento el conductor debería estar pendiente del comportamiento del vehículo y de la situación del tráfico. Por tanto, quizá el problema de la compañía ha sido que no ha sabido transmitir bien las aptitudes ni capacidades reales de sus coches, dando lugar a malinterpretaciones y excesos de confianza fatales. 

Y además