Pasar al contenido principal

Las luces del Seat León: así han evolucionado generación tras generación

Luces Seat León
Para no perder detalle...

Las luces del Seat León son uno de sus signos de identidad y más ahora, en la cuarta generación que Seat ha presentado, en la que la tecnología LED forma parte del equipamiento de serie en toda la gama.

No te pierdas: Los faros full LED tienen muchas ventajas... y una pega

Además de su relevancia a la hora de definir el carácter del coche, a través del diseño de los grupos ópticos, las luces del Seat Leon -y las de cualquier vehículo- juegan un gran papel en la seguridad ya que no solo nos ayudan a ver la carretera, sino también a ser vistos.

La evolución de su tecnología no cesa y es algo que ha dejado en relevancia el Seat León 2020, que en los dos primeros acabados se ofrece con los faros EcoLED de hasta 550 lúmenes (Reference y Style) y Full LED con hasta 900 lúmenes en los dos siguientes (Xcellence y FR), que añaden además la función luz de bienvenida, que proyecta en el suelo la palabra ¡Hola!, en ambas puertas delanteras. 

También son LED las luces intermitentes -que ayuda a dar a conocer con mayor claridad la dirección que se va a tomar- de los espejos retrovisores exteriores y de los pilotos traseros, ambos conectados a lo largo del portón trasero, que se ilumina completamente en función del acabado.

 

Luces Seat Leon trasera

 

Sin embargo, para Seat, su preocupación por las luces comenzó en 1975, en su centro técnico, donde pueden reproducir incluso las condiciones reales de conducción nocturna con un túnel óptico en el que se ponen a prueba y validan sistemas para proporcionar a sus coches el mayor confort visual y de seguridad.
 

Luces del Seat León - primera generación

Luces Seat Leon primera generación

El primer Seat Leon fue un adelantado a su tiempo con sus luces gracias a la incorporación de faros halógenos (450 lúmenes en luz de cruce) y unos pilotos traseros de grandes dimensiones, así como faros antiniebla de serie. Por cierto, el conductor podía regular a través de un mando la altura de los faros para no deslumbrar al resto de usuarios de la vía y conseguir siempre el mayor alcance posible, con independencia de la carga del vehículo.

Luces del Seat León - segunda generación

Luces del Seat Leon

La segunda generación del Seat León recibió entre 2005 y 2012 nuevas tecnologías de iluminación que, por ejemplo, permitían por primera vez elegir entre faros con tecnología halógena o bixenón, con lámparas de descarga de gas tanto para la luz de cruce como para la de carretera. ¿Los beneficios? Mayor luminosidad (con 850 lúmenes frente a los 500 de los halógenos), un consumo un 35% inferior y mayor duración. Con ella llegaron también la conexión automática de las luces, la luz diurna a partir del restyling o los pilotos traseros con tecnología LED. 

Luces del Seat León - tercera generación

Luces Seat Leon

Las luces del Seat Leon reciben, a partir de 2012, un gran cambio: la tercera generación se convierte en el primer coche del segmento en ofrecerse, además de con faros halógenos, con faros full LED. Entre sus ventajas figuran los 600 lúmenes de flujo lumínico, la duración -10.000 horas de uso ininterrumpido y se añaden nuevas funciones. Es el caso del cambio automático entre luz de cruce y de carretera, pilotos traseros también LED y la iluminación ambiental en el interior, entre otros. 

Y además