Pasar al contenido principal

Coche híbrido o híbrido enchufable: tres claves para elegir uno u otro

Cómo alargar la autonomía de tu híbrido enchufable
¿Cuál es más interesante para ti?

Si estás valorando la compra de un coche nuevo y vives en una gran ciudad es normal que hayas pensado en comprar un SUV híbrido, o un SUV híbrido enchufable. Bueno, esto porque los SUV son los vehículos de moda, pero la realidad es que el planteamiento correcto sería formularte a ti mismo una gran pregunta sobre qué te interesa más: ¿coche híbrido o híbrido enchufable? Mucha gente tiende a pensar que Toyota es la única marca que es especialista en este tipo de motorizaciones, pero nada más lejos de la realidad. En cualquier caso, a continuación te voy a dar tres claves para elegir un sistema de propulsión u otro.

¿Ciudad... o no tanto?

¿Dónde vas a utilizar tu coche? En el caso de que vivas en una ciudad con mucha población, o en las cercanías, lo que más te interesa es un híbrido enchufable. Prácticamente todos pueden lucir la etiqueta 0 de la DGT en el parabrisas al homologar una autonomía eléctrica igual o superior a los 40 km. Es raro que alguien que vive cerca de su trabajo y en plena urbe haga más de ese kilometraje diario, y lo mejor de todo es que te libras de las restricciones anti contaminación.

Sin embargo, si tus trayectos son interurbanos y haces más km, lo lógico es que vayas a por un híbrido. El motor eléctrico se recarga circulando, gracias a las frenadas regenerativas y/o a la energía que le aporta el propulsor de combustión. Y aunque pocas veces mueve al coche por sí mismo, apoya al motor térmico para reducir el consumo y aumentar la comodidad en marcha por sonoridad, vibraciones...

Kia Niro

El presupuesto

Quizá el aspecto más importante a la hora de decidir si comprarte un coche híbrido o híbrido enchufable sea el precio. Amigos, el dinero que hay que desembolsar cuando vas a comprar algo sigue siendo un factor diferencial. Por eso se venden tantos Dacia y han proliferado tantos negocios low cost a lo largo de los últimos años. Y hay una verdad universal: un coche que se puede enchufar es, por el momento, más caro. Así que coge papel y bolígrafo y ponte a echar cuentas para saber si un coche híbrido enchufable te interesa por su coste inicial y de utilización.

El acceso a un punto de recarga

Es una verdad universal, así que tómatelo muy en serio: si no tienes acceso regular a un punto de recarga no tiene sentido que te compres un vehículo híbrido enchufable. Me da igual si lo tienes en tu casa, en la de tus padres o en el trabajo. No puedes (o no deberías) comprar un coche híbrido enchufable y depender de los enchufes que el Ayuntamiento de turno ha puesto en la calle o hay en el parking del centro comercial.

Sí, siempre puedes seleccionar el modo en el que el motor de combustión alimenta la batería que le da fuerza a la mecánica eléctrica. Pero no tiene sentido, y para eso existen otra maravilla de coches como son los híbridos... a secas. Modelos que a pesar de casi no poder impulsar al vehículo en modo eléctrico durante más de 2 o 3 km (en los mejores casos), son muchísimo más lógicos en este supuesto.

Buscador de coches

Y además