Pasar al contenido principal

Cupra UrbanRebel: un coche eléctrico 100% español

Galería: Cupra UrbanRebel en acción.

Este modelo ha sido diseñado y fabricado en Martorell y llegará en 2025

Las carpetas de dibujos de los diseñadores de Cupra están plagadas de imágenes con dos conceptos claros y concisos: ante todo y sobre todo, que impacten y apetezcan comprar. Y cuando uno disfruta de lo que hace seguramente se asegure el éxito, como así ha ocurrido con el Cupra UrbanRebel, el 100% eléctrico español.

¿De verdad que es un coche con ADN Made in Spain? Sí, es de aquí. ¿Por qué? Por dos motivos: uno, es un Cupra, marca nacional lanzada por Seat en 2018; y dos, porque este nuevo modelo ha sido parido y fabricado en Martorell y -aunque aún está por confirmar-, tiene todas las papeletas de que también se fabrique aquí. 

En un principio, a Seat se le ha encargado diseñar y desarrollar la futura familia de modelos eléctricos del Grupo Volkswagen.

Así luce en este vídeo:

VIDEO

VÍDEO: Así es el nuevo Cupra UrbanRebel, te va a gustar...

La declaración de intenciones se ve cuando te citan para la presentación internacional en una nave de las que tiene Cupra Racing destinada a sus equipos de competición, junto al Centro Técnico y a la fábrica barcelonesa. No contentos con eso te diré que el nuevo Cupra UrbanRebel usa la plataforma MEB del Grupo adaptada a vehículos urbanos. 

No acaban aquí las sorpresas. ¿Qué pasaría si te digo que pretende ser una reinterpretación de un utilitario para ciudad pero que mezcle belleza, eficiencia energética, diversión, originalidad y prestaciones? No, no son objetivos futuristas. Son realidad. Como el joystick y los botoncitos que en veremos en su volante. Pero vamos paso a paso para ir desgranando a esta criatura. 

En una nave reconvertida en local 'chill-out', en Martorell, empiezan a descubrirnos los detalles de este nuevo coche. Entre penumbras, neones y ambiente de discoteca, nos dan el pase VIP con el que accedemos a la pista de 'baile'. Allí aparece deslumbrante (con unas pantallas alrededor con diferentes y llamativo ambientes) el protagonista: el UrbanRebel. 

Nos atrevemos a decir que es más realista que la que ya vimos con el Cupra UrbanRebel Concept, pero que en el mejor de los casos, tampoco verá la 'otra' luz hasta 2025. 

Es refulgente y ya tengo ganas de echarle el guante. No sabría decir por qué. Quizá por sus formas tan marcadas, por su color (con sello claramente Cupra, pero con el que se busca la indefinición) o por su solemnidad lumínica de faros, pilotos y logos -que también se encienden- y desde los que nacen y se proyectan todo tipo de formas y apéndices aerodinámicos y estéticos. 

Diseño exterior (e interior): festival de triángulos

La maestría en generar expectación y dejarte pasmado mientras miras el coche que presentan es digna de elogio. Además, en el actual modelo evolucionado ya no vemos aquel alerón sobredimensionado que tenía originariamente. Ahora presenta unas formas muy reconocibles desde que te llega a la vista. ¡Y no se parece a otro modelo de la marca! 

"Cada Cupra debe tener su propia personalidad", gracias a un conglomerdado de elementos "muy proporcionados" que rezumen más "a cualidades humanas" que a las características "propias de una máquina. Un coche vivo con una mirada de estar seguro de sí mismo", nos había explicado segundos antes, el responsable de su Diseño Exterior, Alberto Torrecillas. 

Y para dar ejemplo de todo lo que pretenden hacer con este coche urbano tan especial, Jorge Díez, el jefe de Diseño de Cupra y Seat, se dirige a la plataforma giratoria con un salto igual de ligero, preciso y deportivo como se supone que será este nuevo UrbanRebel. Hablamos de un automóvil con rasgos ligeramente de SUV, coupé ("casi CUV") del que muestran su orgullo. 

"Todo nace desde el triángulo del logotipo (cuyo color cambia un poco en éste) y luego va hacia atrás con líneas que combinan fluidez y tensión -gracias a los nervios que hay sobre el capó-, por ejemplo", para dar idea de "musculación, sin adornos", expone Díez, más allá de un retrovisor flotante que diferirá un poco del definitivo, especialmente, a la hora de homologar una base más resistente. 

Las líneas laterales también parten del frontal de triángulos (figura geométrica tan reconocible como dinámica que lo protagoniza todo). La estética y las funciones aerodinámicas se fusionan de nuevo. De tal manera que logra tener una superficie acristalada más amplia en apariencia gracias a que "simula la visera de un casco de piloto de carreras". 

Galería: Cupra UrbanRebel en acción.

Considero un puntazo la franja oscura que baja desde la puerta trasera (muy práctica pero disimulada al máximo). "Es marcadamente descendente para reforzar el aspecto de coupé de tal manera que la caída real en altura empiece aquí [señala el punto sobre el techo], más lentamente, para no perder habitabilidad en las plazas traseras", relata nuestro anfitrión. 

Tras volverme a embobar cuando lo reviso de nuevo, me quedo atónito con ese techo 'flotante' "para darle sensación de movimiento y velocidad hasta en parado", con los difusores y los refuerzos laterales de falso carbono (fabricados intencionadamente en un material de fibras naturales, más ligero, barato y sostenible). Desde el frontal pasamos a detenernos en la zaga.

Allí se ve el remate de cómo el "deconstruido logotipo de Cupra" vuelve a ver otro punto iluminado (algo que de momento no es posible pasar a producción porque la homologación en Europa no lo permite). De él parten las líneas a los lados, para las ópticas traseras y los apéndices que se proyectan hacia atrás. Y volvemos a notar "sensación de escultura, presencia y dinamismo".  

"Yo trabajé en Audi y allí tenías siempre tenías que respetar unas bases, como por ejemplo, su típica calandra. Eso es inamovible, no te puedes meter ahí y tiene su sentido. Por ora parte, está bien para tener un punto de partida, un ADN que en Cupra no existe, lo que te aporta mucha más libertad creativa", continuó el jefe de Diseño. 

 "Igual que los Seat, por ejemplo, que se deben parecer entre sí, por imagen de marca. Aquí, en cambio, no tenía sentido hacer algo parecido al Cupra Formentor o el Cupra Born, sino que cada modelo debe volver a concebirse, igual que la propia marca, casi desde cero, tal y como uno quiere que realmente sea", concluyó dibujando una sonrisa sincera.

Interior: veganismo y tecnología divertida

Galería interior Cupra UrbanRebel

Una vez puestos delante del volante vemos que los elementos están orientados al conductor, que recibe una "información 360º" en pantallas que no se limitan al salpicadero, sino que se prolongan por debajo del parabrisas y llegan hasta las puertas. Asimismo, el tablero de instrumentos combina la más alta tecnología más intangible y volátil con una parte física ¡que se despliega!

Con el diseño exterior había estado concentrado, metido en mi oficio y escuchando todas las explicaciones de los expertos. Pero una vez en el interior afloró el niño que habita en mi. Caí rendido ante los guiños del volante multifunción a las consolas de videojuegos y a la botella de la boutique, tipo 'Regreso al Futuro', que remata la consola central y la atmósfera Cupra. 

También nos podemos parar a disfrutar las estudiadas superficies ("para que ninguna quedara plana sin tener diferentes texturas"), los materiales 'eco-friendly' de origen no animal y reciclables, los elementos impresos en 3D... Un marco enfocado "hacia la digitalización y la electrificación, para aportar emoción al segmento y dirigirse a una nueva generación preocupada por el medio ambiente".

Motor, medidas y prestaciones del Cupra UrbanRebel

También nos facilitaron algunos datos técnicos del nuevo Cupra UrbanRebel, con acento español. Este eléctrico de tracción delantera, de 4,036 mm de largo, 1,975 de ancho y 1,576 de alto, con batalla de 2,600, una altura al suelo de 218 mm y ruedas N245/35R21, promete hasta 226 CV y más de 440 km de autonomía.  

Desconocemos tanto su precio como si este será su verdadero nombre cuando llegue a los concesionarios. Pero sí suma muchos elementos para destacar entre la gente. ¿Cuánta? "Como decimos nosotros -explicó Jorge Díez-, no necesitamos que los Cupra gusten a todo el mundo, sino que haya unos pocos, una 'tribu' [jugando con la forma tribal del logo] que los amen".  

Y además

Buscador de coches