Pasar al contenido principal

Confirmado: el futuro Audi R8 será híbrido, no eléctrico

"El peso será el principal reto de cara a la próxima generación."
Audi PB18 e-tron concept

El texto entrecomillado que he colocado sobre estas líneas no es algo que diga yo, ni siquiera un adivino. Son palabras de Oliver Hoffman a nuestros colegas de Top Gear Inglaterra. Una declaración que viene a colación del futuro Audi R8, que será híbrido, no eléctrico, algo que a muchos debería alegrar el día: ¡incluso hablan de mantener el motor V10 original en uno de los mejores coches deportivos del mercado!

Audi Sport se encuentra en una disyuntiva con el Audi R8. La primera opción fue dejar de fabricarlo, ya que el Audi e-tron GT podría sustituir ese hueco en forma de un superdeportivo eléctrico. Más tarde, desecharon esa opción y apostaron por una plataforma deportiva electrificada, para crear un Audi R8 eléctrico, cien por cien. 

Ahora, Hoffman nos comenta que la posibilidad más factible sobre el futuro Audi R8 es que sea un híbrido, aunque no da más detalles sobre su condición. Uno de los motivos es que el desarrollo se está llevando a cabo junto al equipo de competición, la otra principal razón es que los clientes de este segmento siguen demandando vehículos propulsados con motores de combustión.

 

El Audi R8 necesita una revolución

Pese a ser uno de los superdeportivos más equilibrados, emocionantes y divertidos del mercado, las ventas del Audi R8 de segunda generación no han sido tan altas como las cosechadas en la primera generación. Esto tiene varios motivos: el principal es el incremento del precio base, aunque una mayor competencia también ha tenido su parte de culpa.

Para poder ser atractivo, Audi tiene que lanzar algo novedoso y diferente, eficiente y respetuoso con el medio ambiente, pero de altísimas prestaciones, diversión al volante y calidad. Son muchas las claves que debe cumplir el futuro Audi R8 y sin duda, el trabajo en la sede de Audi Sport será enorme.

 

Audi R8 e-tron

 

"Todavía no tenemos una decisión final sobre la tecnología o la plataforma que utilizará el próximo Audi R8. Lo que sí sabemos es que deberá cumplir con todas las normativas anticontaminación, incluso las más estrictas. Para ello, será un coche electrificado, aunque respetando que la base del modelo actual se utiliza para competición y deberemos trabajar junto a ellos para el futuro desarrollo del deportivo." Comentaba Hoffman.

"Trabajamos codo con codo con el departamento de motorsport en cuanto a tecnología de baterías, electrónica y demás. Para nosotros es una buena oportunidad para conocer mejor esta tecnología y poder aplicarla en nuestro coche de calle." El Audi R8 tiene actualmente un motor V10 que podrían respetar, con condiciones, para mantener su posición de exclusividad respecto a los V8 turbo de buena parte de su competencia.

 

El peso será la clave de todo

Lo mejor que tienen los motores eléctricos es que es relativamente fácil conseguir más potencia. "Que cada vez los coches sean más potentes es algo que reclaman nuestros clientes y ahí la electrificación nos puede echar un cable. Hace unos años solo se hablaba de downsizing, hoy se busca más potencia y se puede conseguir gracias a la electricidad." 

 

Audi e-tron GT

 

¿Y qué hay del peso? "Sin duda, el peso será la clave en el desarrollo de los futuros modelos de Audi Sport. Electrificaremos nuestra gama y mantener el peso es el principal reto a la hora de desarrollar coches híbridos." ¿Y el sonido? "Lo que puedo decir es que estamos trabajando para diseñar un sonido eléctrico específico. Creo que en el futuro cada marca tendrá su propio sonido eléctrico, tal como ocurre actualmente con los coches con motor de combustión."

Sin duda, el futuro Audi R8 será un coche muy interesante. Su desarrollo no tardará en comenzar y desde hoy hasta el año 2023, cuando está previsto su lanzamiento, pueden pasar muchas cosas. ¿Será híbrido? ¿Será eléctrico? ¿Hará ruido? ¿Volará? Lo que está claro es que deberá seguir emocionando y divirtiendo a sus afortunados propietarios como lo hace la actual generación, el mundo no se puede permitir pasos atrás.


 

Y además