Audi R8

Nota media

9

Basado en 4 pruebas

Precio desde:

194.770 Ver todos los precios y acabados

Año de lanzamiento: 2006

Generación actual: 2015

Algunos fabricantes de automóviles son bastante precoces en eso de desarrollar un modelo deportivo de altas prestaciones. Con mayor o menos éxito, gran parte de las marcas del mercado han intentado al menos vender un automóvil que debería representar todo el potencial deportivo de la firma. Sin embargo, frente a estos fabricantes encontramos a otros que han preferido esperar, tener paciencia y trabajar despacio en el diseño de sus deportivos. Desde el momento que los ingenieros se sentaron a idear el coche, lo hicieron con pausa y con mimo, determinados a tomarse todo el tiempo que fuera necesario para crear el deportivo perfecto. Este es, por ejemplo, el caso de Audi, que esperó hasta el año 2006 para presentar su deportivo de altas prestaciones al mundo. Llegó bajo el nombre de Audi R8, y desde el momento de su lanzamiento ha sido un coche a tener en cuenta. El R8 es un ejemplo de que las cosas hechas con calma son mejores. Mejor diseño, mejores prestaciones y un potencial capaz de hacer temblar al mismísimo Porsche 911. Un nuevo deportivo alemán ha llegado a la ciudad, y parece que lo ha hecho para quedarse.

 

Como en cualquier superdeportivo que se precie, uno de los elementos más importantes de este coche es su motor. El Audi R8 llega, a diferencia de su predecesor, con un nuevo motor FSI V10 de 5,2 litros. Este propulsor cuenta con dos versiones: una más 'básica' de 540 caballos de potencia; y otra denominada 'ultra', que es capaz de ofrecer 610 caballos y una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en tan solo 3,2 segundos. La versión más 'light' también cuenta con una aceleración increíble, 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, una diferencia inapreciable para el conductor. Ambos bloques incorporan la tecnología 'Cilynder-On-Demand', que desconecta automáticamente algunos cilindros cuando no se precisa de toda la potencia, consiguiendo una reducción notable en el consumo de combustible. Además, para los amantes del medio ambiente, el R8 también está disponible en su variante eléctrica 'e-Tron', que cuenta con 450 kilómetros de autonomía. Otro de los aspectos mecánicos que llama la atención de este coche es su caja de cambios. En la generación de 2015 solo está disponible el cambio automático, formado por un sistema 'S-Tronic' de siete relaciones y doble embrague, que logra unos tiempos de cambio de marcha absolutamente fantásticos.

 

Exteriormente, el nuevo Audi R8 no ha logrado separarse del todo de la estética de su predecesor. A pesar de los notables detalles estéticos que actualizan su aspecto, la línea general del coche sigue siendo parecida a la del modelo de 2006. Sin embargo, sus nuevas ópticas de LED (los faros láser solo están disponibles como extra), las nuevas tomas de aire en el frontal y los paragolpes renovados se combinan perfectamente con un diseño que fue aplaudido desde su primera aparición. Por el momento, no existen más versiones que la coupé, así que los que deseen un R8 Spyder deberán esperar. Además, esta nueva versión ha 'adelgazado' 50 kilos gracias a la nueva mezcla de plástico y fibra de carbono de la carrocería, y solo pesa 1.450 kilogramos. El chasis, por su parte, está directamente relacionado con el que monta el Lamborghini Huracán. Está fabricado en aluminio y fibra de carbono, lo que supone un aumento considerable en la rigidez frente a una reducción del peso del coche. Finalmente, los ingenieros de Audi han trabajado duro para lograr una suspensión más blanda que permita al coche tomar con mayor suavidad las curvas y evite que los ocupantes perciban cada pequeña imperfección de la carretera.

 

El interior del R8 es algo digno de admirar. Parece un híbrido entre un coche de Le Mans y una berlina de lujo, aunque se acerca más a esta última. La mano de los ingenieros de diseño de Audi se aprecia en cada rincón del habitáculo, donde han logrado que exista una unión sinfónica entre los lujosos acabados de la marca de los cuatro aros y los elementos propios de un superdeportivo de más de 600 caballos. Un elemento que llama la atención en el interior es el 'Virtual Cockpit', el cuadro de mandos completamente digital que puede mostrar gran cantidad de información sobre el coche. Este display ya había aparecido en el Lamborghini Huracán, y es que el alemán y el italiano parecen tener más cosas en común de las que parece a simple vista.

 

Con este coche, Audi no solo ha conseguido entrar en el mercado de los superdeportivos, sino que ha asaltado con eficacia bárbara los primeros puestos de esta categoría. Deportivos de noble linaje como los Porsche, los 'Lambos' e incluso algunos Ferrari ven en el R8 la imagen humilde de alguien que les puede arrebatar el prestigio que tanto esfuerzo les costó conseguir. Con el Audi R8 tendremos todo lo bueno que se puede esperar de un coche deportivo. Su rendimiento excelente se combina con la calidad de Audi para ofrecer un automóvil que roza el Olimpo. Tan solo la existencia de hiperdeportivos eclipsa lo que el R8 supone en el mercado de los coches de altas prestaciones. Por todo ello, este coche ha de ser siempre una alternativa a tener en cuenta a la hora de optar a conducir un superdeportivo. Es cierto que cuesta casi 200.000 euros, pero tantos ceros bien valen la gran cantidad de sensaciones que se perciben al ponerse a los mandos de este coche. El Audi R8 tardó en llegar a nuestras vidas, pero esperamos que se quede ahí durante mucho tiempo.

Versiones

Acabados, precios y datos de Audi R8

Acabados Potencia Consumo Combustible Ofertas Precio oficial
Audi R8 Coupe 2015 5.2 FSI V10 540CV Quattro S-Tronic 540 CV 16,7/8,4/11,4 Gasolina
194.770 €Calcula tu seguro
Audi R8 Coupe 2015 5.2 FSI V10 610CV Quattro S-Tronic Plus 610 CV 17,5/9,3/12,3 Gasolina
218.070 €Calcula tu seguro

Hemos probado 4 Audi R8

Vídeos

Actualidad

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Audi R8

Otros modelos de Audi

Servicios

Buscador de coches