Pasar al contenido principal

Audi R8 V10 Performance RWD: más potencia, más tecnología y más sensaciones

Audi R8 V10 Performance RWD

Permitirá incluso realizar derrapes controlados

Ya se ha dado a conocer el nuevo Audi R8 V10 Performance RWD, que llega con carrocería coupé y descapotable, más potencia y nuevos elementos. Está disponible a partir de los 175.600 euros.

Para esta nueva versión, la marca alemana ha realizado algunos ajustes en el diseño, pero sin dejar de lado el estilo original del coche. Destaca por la parte frontal la parrilla Singleframe en color negro mate, el splitter y la hendidura bajo el capó. Asimismo, por la zona trasera encontramos una nueva salida de aire trasera y unas salidas de escape ovaladas.

No obstante, más allá de estos cambios propios del diseño del R8 V10 Performance RWD, un elemento diferenciador son las diez opciones de color de la carrocería. La gran novedad es el azul Ascari, normalmente reservado para el Performance Quattro. Además, ahora Audi ofrece el paquete “R8 performance” con interior de cuero y Alcantara en negro, costuras en azul Mercato e incrustaciones de carbono.

De hecho, en el habitáculo también se encuentran elementos diferenciadores y uno de ellos es el denominado ‘Monoposto’. Se trata de un arco en la zona del conductor pensado para recordar al R8 de competición. Más allá de esto, encontramos elementos habituales en modelos de la marca como el Audi Virtual Cockpit de 12’3” o el volante multifunción.

En el apartado mecánico, el motor del R8 V10 Performance RWD cuenta ahora con 30 CV más y se sitúa en los 570 CV, con un par de 550 Nm. Esta potencia se transmite a las ruedas traseras con el cambio S Tronic de 7 relaciones, lo que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar los 329 km/h. En el Spyder, sin embargo, las cifras son de 3,8 segundos y 327 km/h, respectivamente.

Además, esta variante cuenta con una suspensión específicamente adaptada para un coche de tracción trasera e incluso un modo deportivo del control de estabilidad, de manera que se ofrece la posibilidad de realizar derrapes controlados. Esto ayudará a divertirse aún más al volante de este deportivo, mientras que la dirección asistida electromecánica mejora el manejo.

A partir del 21 de octubre ya se podrá adquirir el Audi R8 V10 Performance. En España, tendrá un precio de salida de 175.600 euros en la versión Coupé, mientras que la Spyder partirá de los 190.400 euros.

Y además

Buscador de coches