Pasar al contenido principal

El Jeep Wrangler híbrido enchufable será una realidad en 2020

La electricidad llega al off-road más salvaje. ¿Funcionará?

todoterreno off road off-road todo terreno barro tierra 4x4

La llegada del Jeep Wrangler híbrido enchufable es inminente: si los rumores son ciertos, deberíamos ver las especificaciones del primer todoterreno híbrido especializado en el uso off-road en los próximos meses, llegando a los concesionarios de Jeep a lo largo del año que viene. ¿Tiene sentido un híbrido enchufable en un todoterreno salvaje? ¿Cómo le afectará el extra de peso? ¿O solo será apto para quienes busquen un todoterreno robusto para lucir palmito en la ciudad?

Te interesa: estos son los mejores SUV híbridos

Muchas preguntas todavía sin resolver, pero creo que hay algunas que son bastante obvias: creo que el peso es algo fundamental en un coche pensado para conducción fuera del asfalto. A más peso, más dificultad para subir rampas, para superar obstáculos o para sobrevivir en superficies complicadas como la nieve o la arena fina. No hay más, eso es así.

Ahora bien, obviamente el push del par eléctrico es interesante si lo que se busca es potencia bruta para subir montañas. Bien, todavía no tenemos los datos, pero sí sabemos que la versión híbrida del Jeep Wrangler llegará más pronto que tarde y lo hará conservando el resto de versiones con motores de combustión, por lo que la teoría de ‘lucir palmito en la ciudad’ va cogiendo mayor fuerza.

 

Jeep Wrangler 2018 Rubicon Trail (4)

 

Y es que amigos, el Jeep Wrangler es un icono y, especialmente en EEUU, es un coche popular en todos los ámbitos, incluido el uso puramente urbano para el día a día: allí no hay problema, la gasolina está barata. Pero sí es un problema el tema de la contaminación: seguro que mucha gente apostará por esta versión híbrida enchufable del Jeep Wrangler, que previsiblemente contará con unos 50 km de autonomía puramente eléctrica.

Quizás la mayor duda sobre el Wrangler híbrido es cómo afectará el peso extra de las baterías y la contundencia en la entrega del par a la conducción off-road más salvaje. Sin duda, será interesante comprobarlo. Pero ojo, porque si Jeep hace esto no es solo para mejorar sus prestaciones y su eficiencia, lo hace por una cuestión de imagen de marca.

La electrificación de Jeep será muy progresiva y no hace falta ser un lince para ver cómo esta marca en particular y el Grupo FCA en general están un poco retrasados en cuanto a vehículos electrificados. Hoy prácticamente todas las marcas cuentan ya con vehículos híbridos o eléctricos y Jeep tiene que ponerse las pilas para cumplir su objetivo: 2020 será su año clave en este sentido.

 

Jeep Wrangler ángulos

 

Y es que se prevé que Jeep lance varios modelos electrificados, como el Jeep Renegade PHEV o el Jeep Grand Cherokee híbrido enchufable. Pero si hay un modelo mítico en su gama, ese es el Wrangler y ese será la cabeza visible y el ejemplo a seguir dentro de la electrificación de Jeep. 

Todavía nos quedan por conocer muchos datos, pero es una tranquilidad que Jeep mantenga en su gama los motores diésel, que en un coche así casan a la perfección por su gran par, por su eficiencia y por su fiabilidad. Veremos qué pasa con el motor de gasolina de dos litros turbo y 272 CV: ¿quizás sea la base sobre la cual añadirán la electricidad? Con un consumo medio homologado de 11,5 litros, quizás la palabra eficiencia no vaya con él.

En cualquier caso, muchas dudas todavía sobre la mesa, pero con la seguridad de que el Jeep Wrangler PHEV no será uno de los todoterrenos más baratos, pero sí de los más interesantes el año que viene. Veremos cuánto rebaja la cifra de consumo, cuál será su autonomía y, sobretodo, si afecta a su comportamiento off-road. Meter peso nunca es una buena noticia, veremos si Jeep es capaz de sobrevivir a la electricidad y evolucionar un concepto en el que no tienen margen de error. El Wrangler es un mito y con los mitos no se juega.

Y además