Prueba del Jeep Avenger: bueno para ciudad y para ir algo más allá

Prueba del Jeep Avenger

Hemos podido hacer una prueba del Jeep Avenger, el nuevo crossover de la marca americana, que llega en versiones eléctricas.

Texto original de Paul Horrell

Hemos probado el Jeep Avenger, un coche que en esencia es un Jeep eléctrico realmente pequeño. De hecho, es tan pequeño que si vives en América no lo verás en el concesionario. Con 4,08 m de largo, este es más compacto que el Renegade o que casi todos los pequeños crossover que puedas mencionar y el único Jeep más pequeño que este era el Willys original.

Diseño e interior del Jeep Avenger

El Avenger parece estar hecho de bloques, pero en gran medida está libre de una agresividad sin sentido. El diseño envuelve muchos rasgos actuales y pasados de Jeep, pero los convierte en algo bastante progresivo. 

Parte de lo que lo convierte en un Jeep adecuado es la protección de la carrocería. Además, los faros y la chapa pintada están insertados en el plástico en todo el perímetro, por lo que esas piezas de plástico baratas tienen un papel de sacrificio contra los rasguños. Esto no es útil solo cuando estás en el campo, sino que también es excelente para los arañazos de las maniobras urbanas.

Del mismo modo, los voladizos cortos y la distancia al suelo decente -un mínimo de 200 mm y 230 mm debajo de la batería- significan una sólida reputación todoterreno, pero también una actitud particularmente indiferente ante los resaltos y badenes. Asimismo, el vadeo de agua es de 230 mm.

Por otra parte, si miramos por dentro al Jeep Avenger veremos que es un automóvil pequeño que ha sido bien pensado. Al contrario que en otros modelos, los adultos pueden caber en los asientos traseros, o al menos en los exteriores. Debido a que no es un eléctrico de suelo plano, el ocupante del medio no tiene espacio para los pies.

Alrededor de la parte delantera de la cabina hay 34 litros de almacenamiento, aunque sería más si la consola central no estuviera llena de baterías. Aun así, el maletero es de 380 litros con los asientos sin plegar y las medidas con ellos abatidos no tienen sentido en ningún familiar o hatchback: más bien dependen de la posición del asiento delantero.

En todos menos en la versión base, que tiene una pantalla más pequeña, hay más de 20” de pantallas. La central es rápida al tacto y tiene buenos mapas, aunque también puedes conectar el smartphone. Asimismo, los menús están bien organizados, los gráficos son claros y puedes configurar accesos directos. Eso sí, la mayoría de las funciones climáticas tienen teclas físicas.

Por otra parte, en el interior del Avenger los plásticos sonmás robustos que lujosos. Está bien para este tipo de coche, sin embargo. Junto a esto, los asientos parecen haber sido tapizados con restos de mochilas, pero nuevamente eso se adapta al ambiente del coche.

Motor del Jeep Avenger: suficiente capacidad y autonomía

Con lo que hemos dicho por ahora, puede parecer que este modelo es solo para la ciudad, pero no es así. La batería es de 51kWh y el motor es de 158 CV. Con esto, la autonomía está entre 387 y 410 km según el tamaño de la rueda, por lo que probablemente tengas más de 320 km en el mundo real. Con esos números, podrás ir tranquilamente más allá de la carretera de circunvalación.

Asimismo, la mayoría de los coches eléctricos tienen una losa plana de baterías en el suelo, pero aquí hay un enfoque diferente, ya que en algunos países también hay una versión de gasolina. Por ello, los módulos de las baterías están colocados en mosaico en los espacios donde encontraría un escape, un tanque de combustible y en el espacio muerto debajo de los asientos.

Además de esto, no debemos olvidar que Jeep tuvo una versión conceptual 4xe en el Salón de París de 2022 que estará a la venta en 2024. Preguntamos cómo funcionaba este Avenger 4x4 y los ingenieros guardaron silencio, pero sabemos que las ruedas traseras serán accionadas eléctricamente. Aun así, es difícil ver a dónde irá el motor sin quitar algunos módulos de batería. 

Sea como fuere, más adelante podemos esperar un 4x4 totalmente eléctrico con un maletero más pequeño o un híbrido con motor, caja de cambios y generador montados en la parte delantera. En definitiva, aún no ha mostrado todas sus cartas este crossover.

Prueba del Jeep Avenger: ¿cómo es conducirlo?

Prueba del Jeep Avenger

Para conducir el Avenger, tienes tres modos disponibles. El Sport da el total de 158 CV y 260 Nm de par. El Normal lo reduce a 110 CV y 219 Nm, mientras que en el Eco te contentas con 83 CV y 179 Nm, a menos que aprietes el acelerador más allá de su punto final.

Lo que eso significa es que, más en la mayoría de los coches, todo se siente y actúa de manera muy diferente en cada modo. Y eso es antes de que uses ese mismo interruptor para manejar los modos todoterreno -arena, barro y rocas- que recalibran el ESP y el acelerador. 

Más allá de esto, el peso en vacío es bajo para un eléctrico, con 1.536 kg. Por ello, la aceleración cuando la pides es animada, con un paso de 0 a 100 km/h en 9 segundos. Eso sí, en la conducción suburbana probablemente usarás el modo Normal, ya que hace que los arranques suaves sean más fáciles que en el modo Sport. 

Prueba del Jeep Avenger

Por otro lado, al ir más allá de las calles, el Avenger se pone a ritmo de autopista sin muchos problemas. Además, el departamento de desaceleración está igualmente bien desarrollado, con una potencia de regeneración máxima de hasta 62 CV desde que sueltas el pedal en el modo B, y más allá cuando presionas el freno. A partir de entonces, los discos actúan progresivamente.

¿Y qué hay de la suspensión? A pesar del énfasis en la competencia off-road, el Avenger es impresionante sobre asfalto. Sí, se alargó el recorrido de la suspensión en comparación con otros modelos, pero hay mucho control de amortiguación. Asimismo, la dirección no es tan ligera como la de otros coches de Stellantis, por lo que el Avenger se siente tranquilo.

Ahora bien, sigue siendo preciso y no tiene una textura gomosa particular, así como tampoco hay mucha inclinación de la carrocería. Puedes lanzarlo en una curva con sorprendente abandono y será lo suficientemente neutral.  

Prueba del Jeep Avenger

Sospechamos que gran parte de ese control de balanceo no proviene de las barras estabilizadoras de atrás, que dañarían la conducción todoterreno, sino de la amortiguación. De todos modos, esto resulta en unas curvas predecibles con un poco de movimiento de cabeza en caminos rectos llenos de baches. También significa que el Avenger está muy bien asegurado.

Con todo, el viaje sigue siendo aceptablemente flexible y, sobre todo, silencioso. Nos hemos acostumbrado a una suspensión ruidosa en los coches de esta plataforma, pero no es así aquí. Junto a esto, dado que los neumáticos del Jeep Avenger ruedan silenciosamente y la carrocería se siente rígida, la experiencia es reconfortantemente refinada.

Rivales y conclusión

El Jeep Avenger, como eléctrico de Stellantis, está relacionado con el Opel Mokka-e y el DS 3 Crossback E-Tense. Mientras, el Toyota Yaris Cross o un Nissan Juke Hybrid podrían contar como rivales, pero no pueden igualar las habilidades todoterreno del Jeep. También llegará un Ford Puma eléctrico y el Renault 4, pero cosas como el VW T-Cross también pueden rivalizar con el Avenger.

¿Y cuál es el veredicto? Jeep ha construido un excelente automóvil urbano. Como cualquier eléctrico decente, el tren motriz es silencioso, suave y está libre de emisiones locales. Además, es un coche pequeño y maniobrable, y el contorno cuadrado te ayuda a juzgar las esquinas. Finalmente, el exterior resistente a los golpes y la suspensión feliz por los baches calman tus nervios.

Prueba del Jeep Avenger

Eso sí, eso no es todo. Tiene una autonomía aceptable y una carga lo suficientemente rápida, por lo que pensar en largas distancias es tolerable. Asimismo, sus modales de crucero están bien y es bastante manejable en las curvas, incluso en las que están llenas de baches. Esto, gracias al tamaño pequeño y la suspensión de largo recorrido.

Así que disfruta de la ironía. Un coche diseñado para funcionar razonablemente bien en senderos todoterreno moderados, termina funcionando muy bien en su opuesto exacto. 

Etiquetas: SUV, Motor, crossover