Pasar al contenido principal

Wey Coffee 01: ¿puede un SUV híbrido enchufable venido de china desbancar a sus rivales europeos? Lo probamos

Un SUV híbrido enchufable de 4,87 metros y una autonomía de 146 km. Argumentos de sobra para hacerse un hueco entre modelos ya asentados... si la marca Wey no te echa para atrás

Qué difícil es hacerse un hueco en un mercado tan complicado como el de los coches en Europa. Que se lo digan a todas las marcas que lo han intentado y han desistido. Gigantes del estilo de Cadillac, Chevrolet o Chrysler, por ejemplo. Por eso, el Wey Coffee 01 que estoy probando tiene más mérito aún.

Verás: el Coffee 01 es un SUV híbrido enchufable con una batería de 39,67 kWh. Si no estás familiarizado con el tema, te diré que es mucho. De hecho, hay eléctricos con menos capacidad y una autonomía parecida. 

El caso es que esta autonomía es una barbaridad, porque por el momento los SUV híbridos enchufables con más autonomía están en los 80-90 km. Mercedes por ahora lidera con valores que rondan los 100 km: el Mercedes GLE 350e tiene 97 km (WLTP).

Un interior de calidad y a la altura de cualquiera

Antes de iniciar la prueba me acercaba al Wey con un poco de escepticismo. Verás: tenía bastante claro que no iba a ser un mal coche. ¿Por qué molestarse en traer hasta Europa un modelo como este si no va a cumplir expectativas? 

Porque en el fondo, esto no deja de ser una operación de marketing de cara a un mercado, el chino, con un volumen de ventas de 23 millones de coches en 2021 contra los 11,7 de la Unión Europea.

Los mejores SUV híbridos enchufables que puedes comprar en 2022

Pero ahí estoy, dentro de un habitáculo muy amplio y con una sensación de calidad premium. No voy a ser yo el que vaya a decir que se parece a la calidad de un Range Rover, por ejemplo... pero tampoco voy a ser yo el que diga que NO se parece.

El salpicadero tiene materiales muy agradables al tacto y la calidad de los materiales es muy aparente. No sé cómo estarán dentro de unos años (supongo que perfectamente) pero desde luego que ahora no tienen nada que envidiar a ningún rival europeo actual.

Más cosas. Pantallas allá donde mires. Tras el volante una panorámica de tamaño más bien contenido al estilo de los Volkswagen eléctricos (y Skoda y Cupra, claro), aunque con la ventaja de que tiene una legibilidad muy buena y está muy aprovechada, pues también tienes datos del ordenador de viaje.

En el centro tienes un panel de 14,6 pulgadas al estilo de los Tesla en formato horizontal con la información bien representada y botones virtuales grandes y fáciles de accionar. Además, tiene un punto muy a favor en la inmediatez de reacción: una pulsación devuelve una acción inmediata sin tiempos de espera.

Parte de la responsabilidad la tiene un chip Qualcomm Snapdragon 8155 que se encarga de procesar todos los datos. Y no le viene nada mal, pues también tienes un Head-Up Display con realidad aumentada (en el acabado tope) y una pantalla dedicada al climatizador con la misma filosofía de los Audi.

Un SUV PHEV creado así desde cero

Decía antes que una de las ventajas del Wey Coffee 01 que pruebo es que con su autonomía eléctrica de 146 km viene a reventar las reglas del juego actuales. En Wey dicen que es que han querido hacer un híbrido enchufable para el usuario, y no para "buscar subvenciones del Gobierno". De hecho, lo ven como un puente hacia el coche eléctrico.

Así, la plataforma está diseñada para albergar la gran batería entre los dos ejes y todo el sistema electrónico que la gestiona bajo el maletero, que pierde algo de altura. A cambio, el espacio interior es mejor que bueno, con unas plazas traseras muy espaciosas, suelo plano y hueco para la cabeza incluso para los más altos a pesar de su siluerta de estilo coupé.

El tren de rodaje está formado por un motor eléctrico trasero encargado de mover el coche en modo eléctrico hasta velocidades ilegales en España (podrías mantenerlo así incluso cerca de los 200 km/h en una autobahn, me cuentan). Delante hay un 2.0 turbo unido a una caja DCT de nueve marchas que tiene integrado otro propulsor eléctrico

Cuando todos funcionan a la vez a plena carga de batería, el Coffee 01 tiene una potencia de 476 CV y un par de 847 Nm, suficiente para lanzar los 2.300 kilos que pesa de 0 a 100 en 5,0 segundos y permitir una velocidad máxima autolimitada de 235 km/h.

¿Y se conduce bien? La prueba transcurre autopistas y carreteras del Alentejo portugués. En la autostrada avanza con una calidad de rodadura elevada. Está muy aislado gracias a sus gruesos cristales, pero los valores NVH son muy buenos, hasta el punto de que no sabes si te mueves en modo eléctrico o con gasolina.

Cuando llegan las curvas de carretera secundarias, las 2,3 toneladas se dejan notar, aunque la dirección tiene un buen tarado en Sport (muy ligera en normal o comfort, aunque es algo en los que aún están trabajando, según me cuentan) para apuntar con precisión.

Si te tomas las cosas con calma no vas a tener disgustos con este SUV porque las suspensiones contienen bien los movimientos de la carrocería y en general es un coche dócil y fácil de conducir.

Por el momento el Coffee 01 lleva un muelle y un amortiguador, pero en un futuro nos prometen que llegará una suspensión magnética. No sé si merecerá la pena, ya que la actual configuración es más que correcta.

En cuanto al resto de ajustes, tiene ocho modos de conducción. Aparte de los habituales hay algunos destinados a conducción por superficies resbaladizas y uno que fuerza la tracción integral (aunque no quede batería).

¿Puntos para mejorar? Como es lógico, nada es perfecto. Aquí me encuentro con unas largas de poca potencia (hay largas láser en opción, pero es un sistema que no acabo de comprender su razón de ser hoy por hoy), un asiento del acompañante delantero sin regulación lumbar o de altura y un consumo que no es pequeño.

Durante la prueba de casi 300 km y sin buscar una cifra de consumo baja, hice 5,9 l/100 km agotando toda la batería frente a los 0,4 oficiales. Luego, ya sin carga y funcionando casi como un coche híbrido normal durante 104 km, el dato subió hasta los 10,2.

Un precio un tanto loco y mucho equipamiento

Así las cosas, el Wey Coffee 01 llega con argumentos de venta potentes. Aparte de la autonomía eléctrica, llega con un pack de seguridad muy completo en el que no faltan las ADAS más habituales, así como elementos de confort que sus rivales europeos a veces llevan en opción

Los precios del Wey Coffee 01 son estos (garantía de cinco años sin límite de km) son estos: Wey Coffee 01 base: 55.900 km; Wey Coffee 01 Premium: 59.900 euros.

Sin duda es un valor importante, pues se mueve en un nivel de precios (tarifas oficiales) de como poco 12.000 euros menos que sus competidores con la salvedad del Kia Sorento PHEV y el mazda CX-60 PHEV, que están en el mismo nivel pero con bastante menos potencia y equipamiento:

  • Mazda CX-60 E-Skyactiv PHEV: 52.115 euros, 63 km de autonomía eléctrica
  • Kia Sorento PHEV: 58.350 euros, 57 km de autonomía eléctrica
  • Range Rover Velar P400e: 72.950 euros, 53 km de autonomía eléctrica
  • BMW X5 xDrive45e: 85.400 euros; entre 77 y 88 km de autonomía eléctrica
  • Mercedes GLE 350e: 86.348 euros; 97 km de autonomía eléctrica
  • Volvo XC90 Recharge: 88.800 euros; 73 km de autonomía eléctrica
  • Ford Explorer PHEV ST-Line: 90.594 euros, 42 km de autonomía eléctrica

Como conclusión a la prueba del Wey Coffee 01, gustos estéticos aparte (allá cada uno lo que hace con sus calandras y logos), es que estamos ante un SUV híbrido enchufable de primer orden que le puede poner las cosas complicadas a sus rivales. Eso sí, siempre que apostemos por una marca desconocída por el momento en España...

Y además

Buscador de coches