Pasar al contenido principal

Decir adiós al actual Audi RS6 nos pone tristes. Por esto...

Una reflexión a tiempo es necesaria...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Audi RS6 Avant

Poco a poco se aproxima el momento de decir adiós al actual Audi RS6 y eso nos pone un poco tristes. Porque esta berlina deportiva, con su vieja carrocería de siete años y esas 'megallantas' de 21 pulgadas, sigue arrancándonos suspiros…

Tengo un compañero de redacción que dice que el Audi RS6 Avant es para padres con prisa, pero yo digo que es para cualquiera que quiera pasárselo bien y quiera saber lo que se siente al conducir un coche especial.

No te pierdas: ABT Audi RS6+, pasamos a otro nivel... 

Porque sí, muchos Audi tienen un aspecto punzante y mordaz y son capaces de ofrecer cantidades obscenas de potencia, pero la razón por la que el Audi RS6 es uno de los mejores es porque los chicos de Quattro se dieron cuenta con él de que menos es más. Me explico…

Puede ser que recuerdes al RS6 antes de que le añadieran un motor Lamborghini V10 de 5.2 litros desafinado bajo el capó. Fue el indiscutible rey de la velocidad, gracias a sus 600 CV; cuando Audi lo reemplazó, contaba con menos cilindros y también con menos potencia. ¿Sería esto suficiente o más bien el fin?

 

Audi RS6 Avant 2015

 

El nuevo motor V8 biturbo de 4.0 litros tenía 20 CV menos que el anterior, pero el Audi RS6 era también más ligero y contaba también con más par motor: 700 Nm frente a los 649 Nm del V10. Además, la caja de cambios de ocho velocidades era también más rápida y su sonido más estridente. 

Es decir, todos los ingredientes para, en teoría, hacerte feliz. Puede que el chasis no rebose sensaciones, pero a pesar de su tamaño, el Audi RS6 es muy fácil de manejar. Piensa que este es un automóvil concebido en gran medida para que Audi se metiera con la dirección Dynamic). De hecho, su comportamiento recuerda en cierta manera a un compacto.

Luego en 2015 llegó el Audi RS6 Performance, con 610 CV, lo que dio comienzo a la era de las berlinas familiares de 600 CV. Ofrecía una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos que en la práctica se quedaban en 3,5, y una velocidad máxima de 305 km/h. Por tanto, se ganó el título de ’súper-estate’.

 

Audi RS6 Avant 2015

 

Dos años después, en 2017, llegó un coche que pretendía hacerle sombra. Era el Mercedes-AMG E63 S, también con 610 CV. Su tracción era algo más dócil que la del de Ingolstadt, sonaba más fuerte, tenía un dirección más precisa y el interior contaba con la ventaja de tener un diseño y tecnología más joven de seis años. Y más maletero. 

Sin embargo, el Audi es mejor gran turismo en la teoría, porque también la rumorosidad de los neumáticos es menor y el sonido de su motor y escape son más discretos que el del efervescente V8. Además, el nuevo E63 es mucho más rígido… más de lo que podrías tolerar en un familiar para el día a día… y eso en configuración 'Comfort'. 

 

Audi RS6 Avant 2015

 

Precisamente, este es el motivo por el cual el Audi RS6 sale ganando. Es más versátil que el E63 de Mercedes. Esperemos que con la nueva generación, que tomará como base el Audi A6 Avant (echa un vistazo a la prueba del nuevo Audi A6 Avant 2018), sepan mantener todo lo que ha convertido al RS6 en lo que es. 

Texto: Ollie Kew

Todo lo que debes saber sobre el Audi RS6 Avant está en nuestras fichas

Lecturas recomendadas