Pasar al contenido principal

El aeropuerto de Bolonia tiene un Lamborghini de coche guía

Lamborghini del aeropuerto de Bolonia
Juegan en otra liga. Y ya está.

Lamborghini es una marca que hace coches tremendamente excepcionales. Todo el mundo lo sabe, incluso aquellos a los que no les gusta el mundillo de la automoción. Sus coches deportivos son, en algunos casos, leyendas. Por eso no se suelen ver por la calle. Y mucho menos entre las pistas de un aeropuerto... si no es para hacer una carrera de aceleración, o algo similar. Como mucho, es posible que sepas que alguno hace las veces de coche de policía en los cuerpos más pudientes económicamente. Pero en Italia juegan a otra cosa: tienen un Lamborghini Huracán en el aeropuerto de Bolonia.

Un Lamborghini Huracán en el aeropuerto de Bolonia

En los aeropuertos existen todo tipo de vehículos más allá de aviones, especialmente los que se dedican a las tareas de asisencia. Pero, ¿cómo imaginar que un Lamborghini Huracán sería uno de ellos? Pues en de Bolonia, en Italia, ni corto ni perezoso, están utilizando este que ves en las imágenes como coche 'follow-me'. ¿Y eso de qué va? Pues es un automóvil cuya función es la de decirles a los aviones por dónde deben ir y por dónde no en las pistas del aeropuerto.

Lamborghini del aeropuerto de Bolonia

Sin embargo, el hecho de que haya un Lamborghini Huracán en el aeropuerto de Bolonia puede significar que, como se lo proponga y se ponga unas alas, quizá salga a volar antes que el propio avión. Resulta curiosísimo ver un superdeportivo de más de 600 CV haciendo una tarea tan rutinaria. Pero, ¿sabes qué? Que no es la primera vez que la firma de Sant'Agata Bolognese y el aeropuerto de esta ciudad italiana han colaborado juntos. Nada más lejos de la realidad.

Este Lamborghini Huracán 'follow-me' del aeropuerto de Bolonia es el sexto que tiene este cometido. ¡El sexto! Además, siempre se ha tratado del mismo modelo, aunque han sido diferentes versiones las que han ido a parar a manos del aeropuerto. En esta ocasión se trata de una unidad con un sistema de propulsión trasera y, por supuesto, ha sido 'puesto guapo' para realizar la tarea que se le ha encomendado. Desde una carrocería pintada en naranja hasta unos vinilos con la bandera de Italia, pasando por unas luces de emergencia en el techo o las típicas pegatinas de los coches 'follow-me'.

Lamborghini del aeropuerto de Bolonia

Asimismo, cuenta con una radio para estar en permanente comunicación con la torre de control del aeropuerto. No obstante, si yo fuera el conductor no podría evitar dar rienda suelta a su motor atmosférico V10 sabiendo que podría llegar hasta los 100 km/h desde parado en poco más de 3 segundos. Demencial.

Y además

Buscador de coches