Pasar al contenido principal

El Aston Martin Rapide E tiene carga rápida. Sólo habrá 155 unidades

Este Aston crece en otra casa.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Aston MArtin Rapide E, tres cuartos delantero

El Aston Martin Rapide E ha sido muy esperado, pero por fin se ha desvelado en el Salón de Shanghai. Lo que tenemos ante nuestros ojos, como señalan en Carscoops, es un vehículo cuyo diseño se aparta de los Aston Martin Rapide tradicionales. Asimismo, es el primero que se fabrica en las instalaciones de St. Athan.

La marca ha trabajado con Williams Advanced Engineering para crear uno de los coches eléctricos más impresionantes de la muestra china. Bajo su carrocería hay una arquitectura de 800 V y una batería de 65 kWh "encapsuladas" en fibra de carbono y kevlar. El conjunto se aloja donde solía estar el motor 6.0 V12 de este Aston Martin y manda la potencia a un par de propulsores eléctricos en el eje trasero, proporcionando 600 CV y 900 Nm.

Estas cifras demuestran que el Rapide E estará también entre los coches deportivos más deseados, aunque no nos olvidamos de sus "pilas": proporcionan una autonomía de 320 km. Puede cargar a una velocidad de 300 km de alcance por hora en un enchufe convencional, si bien la recarga rápida aumenta esta cifra a los 500 km de autonomía por hora. El propio vehículo cuenta con un cargador de alta potencia a bordo que recupera la batería en tres horas.

Sus prestaciones son de infarto: pasa de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos y recupera de 80 a 115 km/h en 1,5 seg. Su velocidad máxima es de 250 km/h.

Los interesados en hacerse con el primer coche eléctrico de Aston Martin estarán encantados de saber que el fabricante ha invertido una cantidad de tiempo considerable en afinar el chasis del modelo con los modos de conducción disponibles: GT, Sport y Sport +. También cuenta con un diferencial de deslizamiento limitado en el eje trasero y una suspensión revisada; estos elementos deberían hacer que el Rapide E se comportase tan bien como el AMR.

Visualmente, este sedán cero emisiones tiene unos bajos completamente rediseñados que canalizan el motor desde el alerón delantero al difusor posterior. Las llantas de aluminio forjado se han desarrollado específicamente para este vehículo y las recubren unas cubiertas especiales Pirelli P-Zero.

Por cierto, su producción se limitará a 155 unidades en todo el mundo. Date prisa...

Lecturas recomendadas