¿Un BMW Serie 8 con el motor de un M5? Saluda al Manhart MH8 5.0 V8

Manhart MH8 5.0 V8, un BMW Serie 8 con el motor de un M5

Manhart sorprende con un proyecto retro: se llama MH8 5.0 V8 y es un BMW Serie 8 con el motor V8 del M5 E39, esta vez mejorado para entregar 420 CV. Solo se fabricarán cinco unidades.

El BMW Serie 8 de la generación E31 es un GT que está aguantando de maravilla el paso de los años y, para un servidor, se trata de uno de los mejores BMW de la historia. Sin duda, es un coche difícil de mejorar, pero Manhart se ha atrevido a hacerlo al crear este MH8 5.0 V8, un BMW Serie 8 con el motor de un M5.

Si bien el E31 fue un coche espectacular que llegó a montar motores V12, nunca existió una versión firmada por BMW M. Sí, fue algo que se valoró e incluso se creó un prototipo, pero no llegó a la producción en serie. Por ello, esta preparación busca suplir en cierto modo esa ausencia, pero al estilo propio de Manhart.

El especialista alemán asegura que siempre ha buscado mejorar coches de BMW con motores más modernos y capaces de la firma. Así, eso es lo que han llevado a cabo con este Serie 8 con motor de M5 E39, el cual montaba originalmente un V12 de 5 litros con unos 300 CV, ya que se trataba de un 850i.

En su lugar, este bloque se ha eliminado en favor de un V8, pero no de uno cualquiera. Hablamos del S62B50 de 400 CV de la berlina deportiva de la firma de Múnich, el cual ha sido además mejorado para ofrecer 420 CV, fuerza que se gestiona a través de una caja manual de seis velocidades y que se envía al eje trasero.

Además de esto, el preparador ha agregado un nuevo sistema de escape de acero inoxidable, así como unos frenos con pinzas de cuatro pistones y unos amortiguadores H&R para rebajar la altura del coche. Eso sí, el objetivo era mantener la esencia de este modelo y en esa línea han ido todas las modificaciones, incluso las estéticas.

Por ejemplo, el aspecto del BMW Serie 8 de Manhart solo recibe detalles que acentúan su estilo, tales como la zona baja del paragolpes del 850CSi, espejos M o un fino alerón trasero. Lo más radical son las llantas de 20”, que pueden no ser del gusto de todos.

De la misma forma, el interior también sigue siendo totalmente noventero, pero se han mejorado los materiales. Ahora reina la piel con nuevas costuras, una nueva tapicería del techo e incluso un recubrimiento de Alcantara para el volante de lo más atractivo.

Así, este Serie 8 con motor de BMW M5 de Manhart ya está listo y, aunque no se conoce su precio, no será barato. Al fin y al cabo, se trata de una combinación de lo más interesante, así como exclusiva, ya que solo se fabricarán cinco ejemplares.