Pasar al contenido principal

BMW Serie 8

Este modelo no dispone de versiones a la venta

¿Qué versión buscas?

Año de lanzamiento: 2017

Generación actual: 2017

El primer BMW Serie 8 nació en 1989 como una combinación de la deportividad y el lujo que ya caracterizaban a la marca por aquel entonces. A pesar de su escasa repercusión en el mercado, las pocas unidades de este modelo que se vendieron se han convertido en auténticos clásicos y hoy en día son modelos muy codiciados por los coleccionistas. Este deportivo premium estuvo a la venta durante diez años, y se comercializó con dos motores de gran cilindrada que prometían unas prestaciones de infarto.

Llegaron con la denominación 840Ci y 850Ci, y apoyaban su rendimiento en una configuración de ocho y doce cilindros respectivamente. Basadas en estos motores, a lo largo de su década de historia se produjeron nuevas variantes con más potencia, que llegaron a alcanzar los 380 caballos del BMW 850CSi. Aún así, este modelo fue el menos vendido en la historia reciente de la marca y significó la desaparición de este modelo... hasta hoy.

Inspirado en un clásico

Tras el éxito de la nueva generación de modelos de BMW y sus correspondientes variantes de altas prestaciones desarrolladas por la división deportiva 'M', el fabricante bávaro ha decidido recuperar una denominación histórica como es la Serie 8 para lanzar un prototipo que en apenas un año se convertirá en uno de los modelos más codiciados de su categoría.

vista lateral bmw serie 8 concept

En los planes de BMW, la futura Serie 8 sustituirá a la Serie 6 Coupé, pero con un diseño más moderno y unos acabados más lujosos, si cabe, que su predecesor. Este nuevo modelo servirá para competir en el segmento de los deportivos premium, una categoría en la que BMW recientemente había perdido cierta relevancia.

Diseño conceptual pero cercano a la producción

En el exterior de este coche no se aprecian demasiadas similitudes con su predecesor, aunque se puede ver como los diseñadores han apostado por recuperar el morro largo, una zaga corta y una carrocería en la que se deja poco espacio a los voladizos gracias a una distancia entre ejes bastante notable. Entre los elementos estéticos de nueva generación encontramos los archiconocidos 'riñones' de BMW, que en este modelo prescinden de la separación intermedia y colindan uno con otro.

Los faros apuestan por la tecnología LED y adoptan la misma forma que en las berlinas más grandes de la marca. En el lateral, la carrocería toma las formas propias de un coupé de dos puertas y generosas dimensiones, y añade unas interesantes formas a ambos lados para acentuar su aspecto deportivo. El nuevo Serie 8 también monta unas llantas de gran diámetro y con un diseño muy sofisticado. Finalmente, la zaga equipa unas ópticas estrechas y alargadas que recuerdan ligeramente al BMW i8, a pesar de que en este caso disfrutan de personalidad propia. Las salidas del escape también adoptan unas formas angulosas y rectilíneas para encajar en el spoiler trasero.

Un habitáculo con más lujo que deportividad

Una vez en el interior, el lujo nos embriaga y se hace presente en cada rincón del habitáculo. El puesto de conducción destaca por un 'cockpit' digital que resulta muy atractivo y que anuncia parte del rendimiento deportivo de este coche. Al tratarse de un vehículo conceptual, muchos de los elementos del interior son provisionales y pueden sufrir alguna transformación antes de pasar a producción. Aún así, se aprecia el esfuerzo de los diseñadores para lograr unos acabados de calidad y un confort total.

vista interior bmw serie 8 concept

Por último, hay que destacar el empleo de materiales como el cuero, la Alcántara, la madera o el acero en muchos de los elementos del coche. En cuestiones de equipamiento aún no existen demasiados datos sobre lo que será capaz de equipar este coche, pero todo indica que llevará de lo bueno, lo mejor.

Será potente... muy potente

La oferta en motorizaciones es también una de las grandes incógnitas que rodean al nuevo BMW Serie 8, pues no se desvelarán hasta que el modelo pase de manera definitiva a producción. Aún así, si tenemos en consideración el bagage de la denominación Serie 8, podemos esperar motores de gran cilindrada y rendimiento, con potencias a la altura de rivales como el Mercedes Clase S en su variante coupé más deportiva.

vista trasera bmw serie 8 concept movimiento

Igualmente, en esta ocasión puede que BMW se atreva con una variante de altas prestaciones con la firma 'M'. De hecho, puede que ya exista un precedente, pues la firma bávara también ha presentado la versión de competición del Serie 8 para el Campeonato Alemán de Turismos (Deutsche Tourenwagen Masters), más popularmente conocido como DTM. Por el momento, BMW ultima su puesta a punto y este nuevo modelo podrá verse rodando por las carreteras en pocos meses.

El nuevo BMW Serie 8 vuelve para reunir en un mismo automóvil el lujo y la deportividad que definen a la marca. Aún es pronto para saber si logrará batir a sus rivales, aunque es probable que se gane un buen número de fans. Tampoco se conoce el precio de este coche, pero lo que todo el mundo sabe es que no será barato.

Versiones

Hemos probado 0 BMW Serie 8

Somos tan vagos que aún no hemos podido hacer ninguna prueba del BMW Serie 8. Pásate por aquí mañana a ver...

Vídeos

Actualidad

Servicios

Buscador de coches